¿Invertir en Rusia sigue siendo un riesgo demasiado alto?

022717_russia

Las recientes incursiones militares en Crimea y en el este de Ucrania —combinadas con relatos de complicidad de Vladimir Putin en los asesinos de disidentes rusos y el pirateo de los computadores del Comité Nacional Demócrata el año pasado— reforzó la reputación de inestabilidad de Rusia y la imagen de Putin de dictador obcecado por el poder. Así todo, como presidente de EEUU, Donald Trump, ha hablado de forma tan admirable de Putin que muchos observadores esperan que el nuevo Gobierno retire las sanciones impuestas a Rusia y cultive una relación más próxima con el país. ¿Esta dinámica que está evolucionando de forma tan rápida podría dar lugar a una nueva oportunidad de inversión para las empresas americanas en sectores específicos? ¿O sería Rusia, bajo Putin, un proyecto arriesgado para todos, excepto para unos pocos inversores extranjeros y de EEUU?

A pesar de que Rusia, un país rico en petróleo y gas, ofrezca al inversor un mercado consumidor de 143 millones de personas, su papel de proveedor de bienes a EE. UU. y de mercado de bienes manufacturados para EEUU, ha estado decayendo de forma persistente a pesar de su entrada en la Organización Mundial del Comercio en el año 2012. Además, mientras la relación económica de EEUU con Rusia se ha estancado, los lazos económicos de EEUU con China, que tiene cerca de diez veces la población de Rusia (1.380 millones), ha crecido rápidamente. Desde los primeros momentos del siglo XXI, el comercio bilateral entre EEUU y China prácticamente se quintuplicó, desde US $ 116 mil millones, en 2000, a US $ 577 mil millones en 2016, mientras que la relación bilateral de EEUU y Rusia solo se ha duplicado, pasando de meros US $ 9.750 millones, en 2000, a US $ 20.300 millones en 2016.

Igualmente preocupante para las perspectivas futuras es que el flujo de inversiones externas (IDE) en Rusia cayó un 92% en 2015, en términos interanuales, situándose en US $ 9.800 millones, de acuerdo con la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), y el porcentaje de IDE sobre el PIB de Rusia permaneció bajo, sólo el 1,5%. En aquel mismo año, el flujo de IDE a China aumentó hasta los US $ 135 millones, y el volumen de IDE sobre el PIB de China fue de 11,1%, más de siete veces por encima del registrado en Rusia. De acuerdo con el portal Santander Trade, el “IDE de Rusia no se debería recuperar debido a la ausencia de mejoras reales en Ucrania y las permanentes cuestiones de gobernabilidad”, tales como “la corrupción y las incertidumbres sobre el estado de derecho y la estabilidad regional”.

El principal desincentivo: una economia debilitada

Philip Nichols, profesor de Estudios Jurídicos y de Ética en los negocios de Wharton, señala tres grandes desincentivos para la inversión externa en Rusia. “El mayor de todos en los últimos años fue la contracción económica”. La economía rusa se contrajo un 0,2% en 2016 después de una reducción revisada a la baja del 2,8% en 2015, según las estimaciones de la oficina oficial de estadística del país.

Nichols explica: “Tres factores fueron responsables de la contracción”. El primero fue la caída acentuada del precio del petróleo después de la crisis financiera global de 2008-2009. “Es un factor muy importante, pero no decisivo”.

El segundo factor es el impacto de las sanciones contra Rusia por sus acciones en Crimea y en Ucrania. A diferencia de las sanciones americanas contra Irán y Cuba, cuyo propósito era perjudicar a sus economías, las sanciones rusas, “tuvieron como objetivo afectar a los individuos o empresas concretas que pudieran haber influido en las decisiones respecto a Ucrania”. Así todo, debido a las sanciones, “era muy difícil mover el dinero, lo que tuvo como resultado un miedo psicológico por parte de muchos inversores rusos que los llevó a sacar su dinero del país lo más rápido posible”.

Un tercer factor para la contracción fue que el “Gobierno amplió su presencia y el control sobre la economía. Ya hemos sido testigos anteriormente de este nacionalismo. Setenta por ciento de la economía rusa es estatal. Es un número grande cuando se compara con Europa oriental. No es necesariamente prometedor para la innovación y la actividad emprendedora, y ciertamente no para la inversión externa”.

A pesar de que Rusia tiene recursos naturales abundantes, una fuerza de trabajo cualificada y un gran potencial, entre sus puntos flacos están “un clima inestable para los inversores, regulaciones contables y leyes a veces complejas y contradictorias”, endémica violación de la propiedad intelectual y el hecho de que muchos sectores considerados estratégicos están cerrados a la inversión externa, observa el portal Santander Trade.

¿Qué tipos de productos están atrayendo al inversor extranjero? “Una gran cantidad de productos manufacturados está migrando del oeste europeo a Rusia”, observa Nichols. “Con relación a los productos norteamericanos, los rusos están interesados en los bienes de consumo, sobre todo alimentos. El segmento financiero también interesa a algunas personas. Así todo, los principales son el petróleo y el gas, pero no son opciones fáciles. El rublo se desplomó ─cayó a la mitad─ por lo tanto, aunque el nivel de consumo en Rusia no se haya visto demasiado afectado, no está creciendo muy rápido. El comercio minorista ha pasado por momentos difíciles en los últimos cuatro años”, después de un período de “enorme crecimiento en el que había tiendas occidentales abriendo sus puertas en el país. La situación ahora es de estancamiento o de cierre. Existe una previsión de crecimiento real en el año 2017, en que el comercio puede volver a la carga, pero tengo el presentimiento de que hay que esperar por lo menos un año”.

Mejora en el panorama inversor

Mientras tanto, según algunos especialistas rusos, hay motivo para el optimismo a largo plazo. Randi B. Levinas, vicepresidente ejecutivo y director de operaciones del Consejo de Negocios de la UE-Rusia (USBS), dice que Rusia “continúa haciendo mejoras en su ambiente de inversión, según ha demostrado su persistente crecimiento en la encuesta ‘Doing Business‘ del Banco Mundial. En 2015, por primera vez, Rusia recibió la mejor clasificación general entre los BRIC (Brasil, Rusia, India y China). Rusia saltó 24 posiciones en la categoría ‘Obtención de electricidad’ debido, en grande parte, a un declive significativo en el costo de la obtención de permisos. El país subió 19 lugares en la categoría ‘Obtención de crédito’, ya que, según la evaluación del Banco Mundial, las protecciones legales para los prestatarios y los acreedores están ahora en el mismo nivel de las protecciones ofrecidas por los países de renta elevada de la OCDE”.

Sólo 12 de los 189 países encuestados hicieron al menos cuatro reformas fundamentales para mejorar el entorno empresarial, pero en Rusia hicieron cinco. Levinas añade que “USBC […] cree que la presencia activa de nuestras empresas en Rusia y la puesta en común de las mejores prácticas son influencias positivas en el mercado”.

Patricia Dowden, presidente y consejero delegado del Centro de Ética Empresarial y Gobierno Corporativo, señaló que si bien existe una percepción en el exterior de que la corrupción y la violencia están generalizadas en Rusia, la encuesta de Fraude Global de EY (2016) mostró que “Rusia sigue desarrollando y ampliando el alcance de su legislación contra la corrupción con un número cada vez mayor de funcionarios públicos que están obligados a revelar sus ingresos personales y los posibles conflictos de interés. Rusia también mantuvo su lucha contra la corrupción a nivel regional, con varios gobernadores y otras autoridades bajo investigación criminal, así como a nivel multinacional, repatriando muchos conocidos empresarios cuyas fortunas fueron supuestamente construidas a través de maniobras fraudulentas”.

En una pregunta realizada a los encuestados ellos debían responder si las “prácticas de soborno/corrupción se producían de forma generalizada en el país”. Rusia ocupó el puesto número 31 de 57, justo por delante de EE.UU., que estaba en la posición 32, dice Dowden. Por otra parte, las leyes contra la corrupción de Rusia trabajan con normas muy similares a la Ley de Lucha contra las prácticas corruptas en el extranjero de EEUU y la Ley Anti soborno del Reino Unido, las cuales se han puesto en marcha con mucho rigor, dice Dowden. Putin firmó un decreto presidencial sobre el Plan Nacional contra la Corrupción para 2016-2017.

“Las iniciativas del Gobierno dan prioridad a la imparcialidad y la transparencia en los procedimientos de adquisición, tanto por grandes empresas de propiedad estatal como por grandes empresas privadas”, añadió Dowden. “Las empresas estatales tienen sofisticados sistemas para hacer frente a las propuestas de una manera transparente”. Dowden cita el Instituto de Adquisiciones Públicas, fundado en 1998. Certificado por el Gobierno ruso, que ofrece un centro educativo de adquisiciones para las compras estatales y municipales, las compras corporativas y otras compras reguladas por el Gobierno, y participar en actividades públicas para combatir la corrupción. “Las actividades anticompetitivas están estrictamente controladas por el Servicio Federal Antimonopolio, que requiere la introducción de prácticas severas de igualdad de condiciones para la realización de adquisiciones. La transparencia es muy importante para los requisitos comerciales”.

Cuando se trata de reducir la corrupción entre los funcionarios públicos, Dowden señala que en Rusia, se requiere que las autoridades interinas de los distintos niveles y los funcionarios del Estado y miembros de sus familias informen anualmente de sus ingresos y bienes. “Las pequeñas y medianas empresas están protegidas por un mediador que es un funcionario del Gobierno y cuya organización analiza el manejo inadecuado de las quejas de las autoridades oficiales”. Las cuatro principales compañías rusas, que representan empresas de diversos tamaños, se han unido para crear un Estatuto Anticorrupción de Empresas Rusas, que es ampliamente promovido por el Gobierno ruso, en particular a través de varias cámaras de comercio e industrias en todas las regiones del país.

En general, dice Dowden, “en mi experiencia, el progreso [en Rusia], ha sido notable. Las multinacionales han ejercido una gran influencia en el desarrollo de un impresionante contingente de profesionales rusos en el área del cumplimiento, y compañías de propiedad rusas, incluyendo el Estado, el cual mostró un gran interés por la lucha contra la corrupción. El gobierno ruso también ha apoyado oficialmente y con rigor la lucha contra la corrupción”.

Fuentes de sospecha

Entonces ¿por qué hay tanta gente fuera de Rusia que sospecha de las normas de gobierno corporativo del país? Dowden dice: “Algunas de estas percepciones erróneas y exageraciones vienen de una negatividad generalizada de los estadounidenses hacia Rusia, residuos de estereotipos de los días de la Guerra Fría alimentados por un sinfín de historias y medios de comunicación a menudo inexactos. Para Henry Kissinger se trata de ‘demonizar a Putin’ y, así nos parece, a aquellos de nosotros con fuertes intereses en Rusia, que se trata de un comportamiento peculiar. Como un amigo dijo: “los estadounidenses necesitan odiar a alguien’. Según otra teoría, como los rusos se parecen a nosotros, esperamos que actúen como nosotros ─ y cuando esto no sucede, nos volvemos más críticos en relación a ellos”.

Dowden añade: “Parte de la exageración de la corrupción en Rusia es obra de los propios rusos. Se están acostumbrando a una economía de mercado, pero al principio estaban convencidos de que cualquier persona que tuviera éxito era corrupta por definición, en realidad, un periódico de Rusia lanzó un reto en el que se preguntaba si alguien tenía alguna historia positiva sobre los hombres y mujeres de negocios que pudiese empezar a cambiar este modelo autodestructivo. Los rusos también están viviendo en una de las naciones más desconfiadas del mundo, y esto tiende a mantener su percepción exagerada del comportamiento poco ético de los demás. Ellos expresan libremente su opinión en este sentido”.

Para Nichols, el problema radica en el hecho de que “Rusia es simplemente bastante parecida a Europa Occidental o América del Norte, lo que lleva a la gente a pensar que es similar a América del Norte o Europa. Sin embargo, hay diferencias que nos podrían engañar. “Cuando se trata de política, la mayoría de los estadounidenses” entienden que el área de la política afecta a la económica, y que el dominio de la empresa afecta el dominio político. Eso es natural. Miran a Rusia y piensan que todo debe de estar absorbido por la cuestión de Ucrania. Ellos encuentran que las compañías están tratando de hacer las cosas aisladas del Gobierno, y que el Gobierno las está limitando”.

Otro error común es que” Rusia está compuesta por una gran cantidad de personas que sólo miran hacia sí mismas”, dice Nichols. “Sin embargo, los rusos son cosmopolitas como cualquier otro pueblo; son perfectamente conscientes de lo que está pasando en Europa, Asia y América del Norte. Ellos no están aislados sino que son rusos, y piensan primero en Rusia. Creemos que son diferentes en formas que no lo son; y no creemos que son similares a nosotros en formas que lo son.

La eliminación de las sanciones económicas 

¿Hasta qué punto haría diferencia si EEUU retirase las sanciones contra Rusia? Dowden señala que debido a que las sanciones fueron impuestas a empresas estatales específicas y personas concretas “no han tenido el impacto que podrían haber tenido en la economía en general, al igual que la drástica caída de los precios del petróleo, lo que llevó a la fuerte devaluación del rublo […] el mayor impacto fue probablemente psicológico, lo que contribuyó a la desconfianza ya existente en Rusia en general y una sensación de aprensión de que los estadounidenses no son bienvenidos aquí”, dijo. “En mi experiencia, nada podría estar más lejos de la verdad. Los rusos, a diferencia de los estadounidenses, separan la percepción de los ciudadanos de la percepción del Gobierno. Mi impresión es que la gente es más acogedora, está más dispuesta a establecer relaciones que antes de la imposición de sanciones a Crimea”.

Levinas señala: “Las sanciones energéticas han sido dolorosas para las empresas, pero la caída de los precios del petróleo atenuó de alguna manera el impulso de muchos proyectos rusos en el sector de la energía. Las sanciones económicas han sido más restrictivas. Dicho esto, las autoridades rusas indicaron la importancia de la reforma estructural como elemento clave para que la economía de Rusia volviera de nuevo a la senda del crecimiento. Dijeron que incluso en el caso de suspensión de las sanciones, el impacto sobre el PIB de Rusia será poco importante”.

¿Qué consejo da Levinas a los inversores extranjeros? Rusia “resultó ser un mercado lucrativo para muchas empresas a lo largo del tiempo gracias a las estrategias que enfocan el país como una jugada a largo plazo, en el que una empresa se esfuerza por construir relaciones de confianza en el mercado; en que los niveles senior de las empresas prestan tiempo y atención a Rusia, y donde las empresas tienen apetito para gestionar las incertidumbres. Algunas empresas se sienten más cómodas y preparadas para esto que otras”.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"¿Invertir en Rusia sigue siendo un riesgo demasiado alto?." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [14 marzo, 2017]. Web. [22 September, 2017] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/invertir-rusia-sigue-siendo-riesgo-demasiado-alto/>

APA

¿Invertir en Rusia sigue siendo un riesgo demasiado alto?. Universia Knowledge@Wharton (2017, marzo 14). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/invertir-rusia-sigue-siendo-riesgo-demasiado-alto/

Chicago

"¿Invertir en Rusia sigue siendo un riesgo demasiado alto?" Universia Knowledge@Wharton, [marzo 14, 2017].
Accessed [September 22, 2017]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/invertir-rusia-sigue-siendo-riesgo-demasiado-alto/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far