Cómo la escasez de agua se ha convertido en un problema mundial

water-droplet

La escasez de agua es un grave problema medioambiental que afecta a muchas partes del mundo. La periodista Judith Schwartz hace un análisis profundo del problema en el libro publicado recientemente, “Agua a plena vista” [Water in plain sight], que lleva al lector en un viaje alrededor del mundo para explicar las causas de la escasez de agua, y propone algunas soluciones para paliar este terrible problema. Schwartz habló recientemente con Knowledge@Wharton sobre su libro.

A continuación, la versión editada de la entrevista.

Knowledge@Wharton: En el libro usted dice que los seres humanos son los mayores defensores de la idea de hacer de este planeta un lugar mejor y menos sediento, ¿podría explicar eso?

Judith Schwartz: El agua representa muchos desafíos. No hay necesidad de buscar mucho para encontrar un lugar afectado por la sequía, una inundación, un incendio, etc. Todo esto tiene que ver con la deshidratación del entorno. Pero no tiene por qué ser así. Mucho tiene que ver con la forma de entender lo que tiene que ser el agua, pero estoy convencido de que podemos ampliar nuestro conocimiento sobre ella. Cuando pensamos en el agua como un tipo de recurso estático ─ hay una cierta cantidad de agua, yo tengo un poco y tu tienes un poco ─ nos quedamos medio paralizados. Sin embargo, cuando entendemos cómo el agua circula a través del entorno y la atmósfera, vemos que hay muchas oportunidades para utilizarla de una manera mejor.

Knowledge@Wharton: Usted ha dicho que en algunas partes del mundo el agua termina por convertirse en un tema de controversia entre las personas. La confrontación llega a veces a los golpes.

Schwartz: Sí. Me gustaría, sin embargo, reiterar que no tiene por qué ser así. Hablo con gente, expertos en agua, sobre la posibilidad de que haya una guerra a causa de ella. Lo que dicen es que la falta de agua a menudo crea más oportunidades para que las personas trabajen juntas. Sin embargo, es importante reconocer aquí ─ y no creo que lo hagamos lo suficiente ─ la conexión que existe entre el agua y el paisaje. Nos preocupamos todo el tiempo por el agua que cae del cielo. Nuestros ojos están fijos en la cantidad de lluvia cuando pensamos en cuánta agua tenemos y si tenemos suficiente. Igualmente, sin embargo, si no más importante, es lo que le pasa al agua cuando llega al suelo y hasta qué punto somos capaces de retenerla en el entorno.

Usted ha hablado de conflictos por el agua. Es muy importante saber que la mayoría de las zonas de conflicto en el mundo se encuentran en las regiones que llamamos tierras secas estacionales. Comprender cómo trabajar mejor con estos paisajes es muy importante. La palabra no pronunciada aquí y que, en mi opinión, debería ser más explícita es “desertización”, que es básicamente la pérdida de la función de la tierra. Esto lo podemos ver también en la Costa Oeste. En la actualidad, la sequía en California es objeto de constantes noticias, y luego desaparece. Sin embargo, no se habla de la degradación de la tierra. Este es un elemento muy importante entre las cosas a las que tenemos que hacer frente en California.

Knowledge@Wharton: California se ha convertido en el paradigma del uso inadecuado del agua en la última década, tal vez durante la década y media. ¿Qué faltaba allí o qué está siendo utilizado de forma inadecuada?

Schwartz: Una cosa son las ciudades. Cuando construimos ciudades, tratamos el agua como un estorbo. Entonces construimos nuestro entorno, nuestras ciudades y barrios para que el agua sea canalizada fuera de ellos. Nos deshacemos de ella en cuanto podemos. Esto, sin embargo, crea problemas de todo tipo. En primer lugar, se trata de un recurso que estamos perdiendo. Por otra parte, cuando llueve en una ciudad como Los Ángeles, el agua es canalizada fuera de ella y arrastra los contaminantes.

Hay varias maneras posibles de no perder esta agua. Una de ellas es mediante la recolección de agua que puede ser realizada de acuerdo con varios modelos diferentes. Hay un tipo que es experto en ello: Brad Lancaster. Creó un verdadero oasis en Tucson, Arizona, y escribió acerca de las diferentes estrategias de captación de agua.

Sin embargo, otra manera de considerar el tema, y eso es lo que me entusiasma, consiste en preguntar: “¿Cuándo estos paisajes o entornos estaban funcionado y cuáles eran los diferentes factores?” Nunca pensaríamos acerca de Los Ángeles como una zona húmeda con deltas. Pero en el pasado fue así. En algunas áreas se está recuperando la vegetación costera. En la actualidad existe un proyecto en el río Los Ángeles, que es un túnel de hormigón. Se está creando un parque lineal. En ciertas áreas, su longitud es de varios kilómetros, por lo tanto es un proyecto enorme. Están añadiendo vegetación y restaurando los márgenes, por lo que es un proyecto hermoso, abierto al disfrute de todos y que preserva el agua.

Knowledge@Wharton: ¿Qué le motivó a escribir un libro sobre este tema?

Schwartz: Con anterioridad, yo había escrito un libro sobre el suelo. Dos cosas me impactaron y despertaron en mí la sensación de que no podía descuidar este material. Una era que no hablamos de la tierra cuando hablamos de agua. Otra cosa es que en un capítulo titulado “El retorno del agua perdida“, hablé con algunos europeos del Este muy interesantes que escribieron un libro llamado “Agua para la recuperación del clima“. Esta conexión entre el agua y el clima me impresionó verdaderamente. Cuando escuchamos hablar de esta conexión, es siempre en una dirección. Es siempre el argumento de que el cambio climático presionará aún más las fuentes de agua en todo el mundo. Por supuesto, esto es cierto y muy preocupante. Sin embargo, no hablamos sobre el impacto del agua sobre el clima. Esto también abre enormes oportunidades desde el momento en que empezamos a entender lo que es.

Knowledge@Wharton: Usted utiliza la expresión huella de agua, que es similar al término huella de carbono, ¿verdad?

Schwartz: Sí. Creo que el concepto de huella hídrica es una muy buena herramienta educativa para animar a la gente a pensar en el agua que se utiliza en la comida que adquirimos, la ropa que compramos y usamos y la energía que consumimos, en función de las fuentes de energía y su ubicación. Me parece muy útil, pero puede ser decepcionante, y te diré por qué.

Uno de los de datos sin importancia que se suelen comentar cuando se habla sobre la huella hídrica es que la producción de una hamburguesa utiliza una cantidad extraordinaria de litros de agua. Uno escucha una cosa de éstas y piensa: “¡Dios mío, cómo he gastado tanta agua!” Resulta que esta discusión no incluye cómo se obtiene la carne. Por lo tanto, es posible comer carne que no ha contribuido al agotamiento del planeta, capaz de restaurar el suelo y por lo tanto retener más agua.

Knowledge@Wharton: ¿Cuál es la diferencia entre los dos?

Schwartz: En el sector de la producción industrial de carne, desperdiciamos el agua. Usamos el agua para hacer crecer el grano. Le damos agua a los animales que permanecen en confinamiento hasta el final de sus vidas y este encierro produce metano. Cómo los animales viven confinados, se necesita gran cantidad de agua para limpiar el lugar donde viven. Se utiliza una gran cantidad de energía para eso. Es un derroche excesivo desde muchos puntos de vista y es también un problema.

Sin embargo, hay algo que se llama pastoreo restaurativo, que es un lugar para el pastoreo planeado de manera integral donde el ganado es tratado de una manera en que la tierra se recupera y se renueva el suelo. El suelo es muy importante, por eso vuelvo a él. Estamos renovando el suelo. El ganado está pastando en los pastos naturales. La intervención en la tierra ayuda a mejorarlo. Al mejorar la tierra, retiene más agua. He visitado lugares donde están renaciendo los ríos. He comido carne en México donde la tierra [que servía de pasto al ganado] está siendo gestionada de tal manera que el ciclo del agua se restaura, pero está siendo restaurado también el hábitat de las aves migratorias que se encuentran en peligro. Se puede mejorar el paisaje gestionando a los animales de una manera especial.

Knowledge@Wharton: ¿Parte de eso correspondería a los agricultores y ganaderos, que entonces introducirían principios y directrices de este tipo para regenerar la tierra y restaurar el suministro de agua?

Schwartz: Sí, muchos criadores están motivados a hacerlo por razones económicas, ya que el resultado es mucho mejor cuando la tierra es más saludable. En el grupo de creadores, esto está ocurriendo cada vez con mayor frecuencia. En la comunidad de agricultores, ellos tendrán mejores resultados cuando trabajen de manera más eficaz con el ciclo del agua. Hay muchos matices en esta área también, ya que muchos insumos de la agricultura, en realidad, socavan el sistema biológico que permite a las plantas servir de forma eficaz al agua. Hay otra capa distinta aquí. Sin embargo, el reto de la agricultura es que hay muchos incentivos financieros y las cuentas del sector son tan complejas que los agricultores son recompensados por prácticas que no ayudan a nadie. Aquí es donde la trama se complica.

Knowledge@Wharton: No debería ser difícil para los agricultores separar los dos cosas. Por desgracia, la forma en que se gestionan las finanzas en el sector agrícola, llevan a que se tenga que tomar una decisión u otra.

Schwartz: Sí, y luego acaban medio presos de un sistema. Muchos dicen: “Vaya, no está funcionando. La persona dice que si introdujera esta información sería mejor”. Es difícil liberarse de eso. Por otra parte, hay un problema de escala. Hay un incentivo para que las haciendas aumenten mucho de tamaño, y entonces no están tan conectadas con la tierra. Sin embargo, he trabajado con muchos agricultores que están dando prioridad a la restauración de la tierra ya que lo ven básicamente como su banco. Un suelo sano crea riqueza.

Knowledge@Wharton: Usted ha dicho que estuvo en México y tomó nota de políticas útiles para la gestión del agua en el país. ¿Esto también ocurre en otros países? ¿Los EE.UU. están por detrás en este proceso?

Schwartz: Yo no diría que llegamos tarde. Yo diría que hay mucho interés en todo el mundo. Yo estuve en África. Fui a Zimbabwe. Allí, Allan Savory, el tipo que desarrolló el pasto integral planificado, lidera el Centro Africano para la Gestión Holística. Fui testigo de un cambio y una mejora tremenda. Tuve la oportunidad de visitar algunos pueblos rurales con los que el Centro Africano para la Gestión Holística estaba trabajando. Las personas dijeron que habían logrado obtener más ayuda alimenticia porque tenían control sobre el agua. Ellos tenían más acceso a la misma. Y eso fue resultado del impacto de los animales.

Knowledge@Wharton: Eso acaba teniendo un impacto económico significativo en esos países, ¿verdad?

Schwartz: Sí, cuando hay escala lo suficientemente grande. Creo que incluso tratar de entender la economía de Zimbabwe no sería un ejercicio productivo. Pero sin duda hay un impacto económico.

Knowledge@Wharton: California ha estado en el punto de mira del uso y la oferta de agua en Estados Unidos. Pero esto es algo que ha ocurrido en varios otros estados, ¿verdad?

Schwartz: Sí. Usted preguntó si estábamos atrasados en EE.UU.. Yo diría que hemos perdido una oportunidad que tiene que ver con un proyecto internacional ─ estuve en COP21 en París, la Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas ─ y un movimiento creciente en torno a la agricultura regenerativa. Básicamente, es bueno para todos. Ayuda a todo el mundo y contribuye a restaurar los ecosistemas y todo lo positivo que lo acompaña.

Hay un proyecto llamado “4 por 1000”, puesto en marcha por el Ministerio de Agricultura de Francia. Es un compromiso de almacenar el 0,04% de carbono en el suelo cada año. Después de cinco años, esto casi neutraliza las emisiones de carbono. No tengo los números conmigo, pero esa es la idea. Fue firmado por muchos países. Fue firmado por México y Canadá, pero no fue firmado por Estados Unidos. Realmente cambia el incentivo para los agricultores y ganaderos, para las personas que trabajan la tierra. Creo que esto puede ser algo que se debe explorar un poco más.

Knowledge@Wharton: Usted mencionó el término biodiversidad. Hable un poco más al respecto y cuál es su papel en este proceso.

Schwartz: La biodiversidad es el objetivo de la especie y de la riqueza de la vida salvaje y las plantas de un área específica. Ciertamente, tiene sentido que el ciclo del agua saludable soporte una mayor cantidad y variedad de especies. Sin embargo, también se constató que una mayor diversidad contribuye al mantenimiento del ciclo del agua. Usted, por ejemplo, ha mencionado California. Podemos investigar qué mantiene el ciclo de agua funcionando antes de que vayamos y cortemos los árboles, aremos el campo y construyamos ciudades.

La existencia de castores es una respuesta. California tenía castores en gran parte del Estado. Los castores son una especie clave. Se les conoce como los ingenieros de la naturaleza. Construyen diques que represan el agua. A medida que el agua se filtra, se crea un suelo y humedales muy ricos, que retienen el agua en el paisaje. El Estado más seco en EE.UU. es Nebraska. Hay proyectos en marcha actualmente en Nevada para volver a introducir los castores en el hábitat. Comenzarán con los agricultores, la recuperación del suelo, y luego vendrán los castores. Ahora, hay mucha más agua. Hay ríos y arroyos que corren todo el año. Hay nieve procedente de las montañas y que luego queda represada en el suelo, no solo se escapa a otros lugares.

Knowledge@Wharton: Lo mismo podría suceder en California ya que usted se está refiriendo al mismo tipo de demografía donde hay nieve en los lugares más altos que fluye a las partes más bajas.

Schwartz: Correcto. En California existe ahora una organización llamada Occidental Arts and Ecology Center, y su Instituto WATER tiene una campaña llamada “Traer de vuelta al castor”. Los castores tienen muchos fans en la región. También hay marmotas, escarabajos de estiércol y otras especies que son verdaderamente esenciales para el funcionamiento del ciclo del agua.

Knowledge@Wharton: Este es un proceso que tomará tiempo, pero que será discutido y probablemente en niveles elevados, por lo que será posible introducir algunos de estos cambios, ¿verdad?

Schwartz: Eso sería genial. Sin embargo, los cambios ocurren a menudo literalmente de abajo hacia arriba. Pueden ocurrir muy rápidamente. Los agricultores que visitaron México trabajan con organizaciones para la conservación de las aves, ésta es una asociación que nadie imaginó que pudiese existir. Pero hay un tipo, Alejandro Carrillo, que consiguió transformar una hacienda en un par de años (la zona de Chihuahua, México, tiene un índice de precipitaciones bastante significativo). Una vez que la hierba comienza a crecer, aparecen las aves. La naturaleza es compleja. Cuando le das un pequeño empujón, responde muy bien.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Cómo la escasez de agua se ha convertido en un problema mundial." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [21 septiembre, 2016]. Web. [25 February, 2017] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-escasez-agua-se-ha-convertido-problema-mundial/>

APA

Cómo la escasez de agua se ha convertido en un problema mundial. Universia Knowledge@Wharton (2016, septiembre 21). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-escasez-agua-se-ha-convertido-problema-mundial/

Chicago

"Cómo la escasez de agua se ha convertido en un problema mundial" Universia Knowledge@Wharton, [septiembre 21, 2016].
Accessed [February 25, 2017]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-escasez-agua-se-ha-convertido-problema-mundial/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far