¿Qué significará el Gobierno de Trump para la globalización?

cracked-globe-1

En el momento en que el presidente electo Donald Trump, “pivote de la campaña electoral al Gobierno”, algunas realidades internas de EE.UU. y de fuera del país se volverán más claras, dijo Geoffrey Garrett, decano de Wharton y profesor de Gestión de la institución. En primer lugar, Trump critica duramente los acuerdos internacionales, como la Asociación Trans-Pacífico (TPP) y el TLCAN. La salida ideal para Trump sería reescribir el primero y hacer las paces con el segundo, dijo Garrett. Otro desafío tiene que ver con el cumplimiento de sus promesas a los estadounidenses que han sufrido por el aumento de la desigualdad y el estancamiento de los ingresos en las últimas décadas a medida que la globalización y los cambios tecnológicos impulsaban el crecimiento económico.

A partir de ahora, tendrá que convencer a la gente de que la globalización es buena para EE.UU., pero también debe ser inclusiva, dijo Garrett. Al mismo tiempo, EE.UU. experimentaría un “impacto positivo” sustancial si consiguiese llegar a una tasa anual de crecimiento sostenible del PIB del 3% o más, dijo. Garrett comentó algunos de los retos y opciones de Trump en el programa de Knowledge@Wharton que transmite Wharton Business Radio desde el canal 111 de SiriusXM.

“Hay menos certeza respecto a las prioridades del programa internacional de Trump”, dijo Garrett. Él señaló que gran parte del programa nacional del presidente electo llevó la promesa de la reducción de impuestos, que forma parte del menú “republicano convencional”.

Garrett describe los comentarios de Trump sobre asuntos internacionales como básicamente “afirmaciones generalizadas” que son críticas con las políticas de Estados Unidos. Él se refirió al argumento de Trump según el cual EE.UU. no ha tenido un “coste/beneficio” satisfactorio en relación con sus aliados en Oriente Medio, y el país también está “perdiendo frente a China y el comercio en general”.

TPP, TLCAN: de las palabras a la acción

De las diversas cuestiones internacionales en la agenda Trump, “la más candente de todas y la más urgente es la de respetar el TPP”, dice Garrett. “La estrategia ideal, en mi opinión, es la de no firmar el acuerdo de la manera en que el TPP está redactado ahora, sino reformular prácticamente todo”.

Colocando el TPP en perspectiva, Garrett dijo que la idea detrás del plan era importante porque defendía un acuerdo de libre comercio de ambos lados del Pacífico, uniendo EE.UU., Canadá y México a los principales países de Asia oriental. El acuerdo, tal y como lo propugna Obama, no es sólo económico, sino geopolítico, añadió. “Fue un esfuerzo realizado por el actual presidente para decirle al mundo que fuimos nosotros, y no los chinos, quienes dictaba las reglas del siglo XXI”.

Sin embargo, Garrett dijo que “el TPP básicamente nace muerto, tal y como fue escrito en Washington”. Él añadió que la aplicación del TPP de la forma en que el acuerdo está formulado hoy en día “va a crear, posiblemente, algunos retos reales para Asia, ya que la mayoría de los países asiáticos que han firmado el TPP lo hicieron porque EE.UU. les pidió que lo firmaran”.

Un fallo muy grave del acuerdo en su forma actual es que no incluye a China, a pesar de que es el país con el mayor volumen de comercio del mundo y la economía más grande de Asia, dijo Garrett. Él añadió que China debería formar parte del acuerdo.

Trump tendrá que crear una alternativa al TPP, “y una alternativa que, en mi opinión, incluya a China”, dijo Garrett. “Trump dijo que sabe negociar. Los chinos son buenos alcanzando acuerdos. Le animo a tratar de cerrar un acuerdo comercial que sea beneficioso para ambas partes”.

¿Por qué hacer un acuerdo con China?

Garrett dijo que son fuertes los argumentos a favor de que China sea incluida en el TPP. “Obviamente, Asia se ha convertido en un importante motor de crecimiento para el mundo, no olvidemos eso”, dijo. “Pero en el caso de China, los estadounidenses tendrán que tener en cuenta dos realidades muy importantes. Una de ellas es la centralidad del mercado chino y los consumidores chinos para las empresas estadounidenses”. Él dijo que Apple ensambla sus dispositivos en China y el país representa una cuarta parte del mercado global de la empresa. “Se trata de un mercado de consumo de masas, y las empresas estadounidenses se benefician enormemente de eso”.

La segunda realidad que los estadounidenses tienen que tener en cuenta son las inversiones chinas en compañías de Estados Unidos, dijo Garrett. La inversión exterior de China en los últimos 20 años más o menos se han realizado en las empresas estadounidenses codiciosas del mercado doméstico chino, añadió.

“En el futuro, tendremos que hacer frente a una gran cantidad de inversiones chinas en el exterior”, dijo Garrett sobre lo que el Gobierno Trump tendrá que tener en cuenta. “Por supuesto, hemos visto esta película antes”, agregó, citando a los inversores japoneses en EE.UU. en los años 90. “Fue necesario un tiempo para que los estadounidenses lidiasen con el tema, pero la posibilidad de tener muchos Toyotas ─ coches bien fabricados y a buenos precios en Estados Unidos─ acabó beneficiando a los estadounidenses. Espero que en gran medida esto también suceda con las inversiones chinas; tal vez no mañana, pero si pensamos en lo que podría pasar de aquí a diez años, esto podría convertirse en una nueva realidad importante para nuestra economía”.

En comparación con el TPP, tal vez sean mucho menores las posibilidades de que Trump salga del TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) firmado entre EE.UU., Canadá y México. “Sería muy difícil deshacer el TLCAN, e igualmente absurdo hacerlo”, dijo Garrett.

Él se refirió al “modelo gravitacional del comercio” en la economía internacional que explica cómo funciona el comercio bilateral basado en el tamaño de las economías de los socios comerciales y la distancia entre ellos. “Tiene más sentido tener un mayor volumen de comercio con los países más cercanos a ti”, dijo. “El hecho de que EE.UU. comparta una larga frontera con Canadá y México hace que el comercio entre estos tres países sea algo absolutamente natural”. Garrett predijo que a pesar de la retórica contraria al TLC en la campaña, el acuerdo comercial es probable que persista.

El reto del crecimiento del PIB

Muchos comentaristas hablan de una tasa de crecimiento del PIB del 4% durante el Gobierno Trump. Sin embargo, Garrett no cree que este porcentaje sea sostenible. En el pasado, el crecimiento del PIB en EE.UU. después de la Segunda Guerra Mundial fue entre 3,25% y 3,5%, dijo. “Si EE.UU. pudiera volver a ese índice […] tendría un enorme efecto positivo, no sólo desde el punto de vista económico sino también desde el político para el país”, dijo. “Yo no contaría con un crecimiento sostenible del 4% del PIB: se puede reforzar este valor con algún tipo de estímulo a corto plazo”.

El crecimiento económico es la gallina de los huevos de oro deseada por los mercados que dan la bienvenida a la victoria de Trump. De acuerdo con Garrett, lo saludaron por dos razones. Una de ellas es la posibilidad de los recortes de impuestos para las empresas, y la otra es su promesa de invertir en mejoras de la infraestructura. “Estas dos cosas estimulan la economía en el corto plazo”, dijo. “Sin embargo, la cuestión crucial es a largo plazo: ¿será posible mantener la tasa de crecimiento por encima del 3%?”

Estas preguntas ponen en el centro de la discusión a los principales motores del crecimiento, de acuerdo con Garrett. “Los principales impulsores de los últimos 20 años más o menos son la tecnología y la globalización”, dijo. “El desafío que acompaña a ambos se debe a su efecto restrictivo ─y no de ampliación─ en el caso de la distribución del ingreso. Si los motores del crecimiento también restringen los beneficios, esto plantea un importante desafío político y social, que también es un reto económico”.

¿Qué puede hacer Trump para asegurarse de que todos se beneficien de la globalización? “En primer lugar, es importante aprovechar la posición de visibilidad”, dijo Garrett. “En mi opinión, lo más importante es decir que todo el mundo de Estados Unidos se beneficia, sí, de la globalización. Nos beneficia porque las cosas que consumimos todos los días son mucho más baratas. ‘Hecho en EE.UU’. es un eslogan bonito, pero si compramos, producimos y vendemos todo en este país, los precios de las cosas que compraríamos serían mucho más altos”.

Las similitudes entre los dos motores del crecimiento, el cambio tecnológico y la globalización, constituyen uno de los mayores retos que Trump tiene por delante. “Una similitud es que ambos reducirían la demanda de mano de obra menos preparada”, dijo Garrett. “Lo vimos en los estados que forman el Rust Belt [Medio Este de EEUU], que oscilaba hacia Trump. Así que ahora, el presidente electo no puede ignorar el asunto”.

¿Qué ayudó a Trump a ganar?

Al analizar la victoria de Trump, vemos que “la historia que hay detrás es mucho más económica que social”, dijo Garrett. “La tentación de dar prioridad a la singularidad de Donald Trump es evidente. Pero lo que estaba haciendo en realidad era navegar por las grandes olas de cambios estructurales en EE.UU.”.

Esta “ola estructural” giraba en torno a la desigualdad y el estancamiento de los ingresos, y “la personalidad única de Trump debe haber catalizado este sentimiento”, dijo Garrett. “Piense en la desigualdad, por ejemplo: tendemos a asociarlo a la crisis financiera que siguió a la crisis de 2008, pero la desigualdad en EE.UU. comenzó a mejorar de manera espectacular en los últimos años de los 80 y ha crecido mucho durante la administración Clinton en los 90”. Del mismo modo, los estadounidenses han tenido que hacer frente al estancamiento de los ingresos en los últimos 15 años más o menos, dijo.

Ahora, para llevar adelante lo que dijo durante la campaña, Trump tendrá que “pasar de la tarima de los comicios al Gobierno real”, dijo Garrett. “Eso también crea la agenda de Trump: aumentar el crecimiento, pero de una manera que incluya a más personas en él”.

Los primeros 100 días

¿Se puede esperar algún tipo de acción política sobre estos temas en los primeros 100 días del Gobierno Trump? “Los primeros 100 días son más simbólicos que otra cosa”, dijo Garrett. Yo esperaría una serie de cosas simbólicas que deberían indicar lo que está por venir. Las realidades de gobernar tienden a tomar mucho más tiempo que eso. El teatro político de alto nivel es siempre una parte fundamental del juego. Y Trump ha demostrado ser muy apto para ello”.

Además de las acciones simbólicas, Garrett predijo que Trump también enviará “algunas señales internacionales muy significativas” en sus primeros 100 días. Entre ellas, las declaraciones de que EE.UU. va a ser más duro con el terrorismo y que desaprobará el acuerdo nuclear que la administración de Obama alcanzó con Irán. Garret todavía cree que el nuevo Gobierno repudiará el actual Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPP), pero también se espera que “haya señales de una nueva estrategia” para el acuerdo.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"¿Qué significará el Gobierno de Trump para la globalización?." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [16 noviembre, 2016]. Web. [21 November, 2017] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/significara-gobierno-trump-la-globalizacion/>

APA

¿Qué significará el Gobierno de Trump para la globalización?. Universia Knowledge@Wharton (2016, noviembre 16). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/significara-gobierno-trump-la-globalizacion/

Chicago

"¿Qué significará el Gobierno de Trump para la globalización?" Universia Knowledge@Wharton, [noviembre 16, 2016].
Accessed [November 21, 2017]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/significara-gobierno-trump-la-globalizacion/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far