Un hito en la historia de los mercados financieros mexicanos

Cualquier política de estímulo económico dirigida a fomentar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas inevitablemente incluye la mejora del acceso al capital. Y México no se queda a la saga. Según cifras de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), las pequeñas y medianas empresas mexicanas (pymes) emplean a la mitad de los trabajadores del país y suponen aproximadamente el 70% de su PIB. No obstante, algunas cuestiones siguen sin respuesta: cómo implementar una mejor financiación y a través de qué instituciones.

A pesar de la liberalización del sector bancario en la pasada década, la penetración de los servicios bancarios en México sigue siendo muy baja. Su mercado bursátil –Bolsa Mexicana de Valores ó BMV-, sigue estando reservado a las grandes empresas. Tal y como señalaba recientemente el Financial Times, la BMV “de un modo deplorable se ha quedado detrás” de su homóloga brasileña en cuanto a generar nuevas incorporaciones. Con intención de replicar el éxito de pequeños mercados en otros países, un grupo de hombres de negocios mexicanos –bajo el liderazgo de su fundador Salvador Guerrero- ha creado Negocios Extrabursátiles, un mercado no organizado (over-the-counter, OTC) diseñado para animar la financiación con capital-riesgo.

En el fondo, Negocios Extrabursátiles no deja de ser un boletín online para pequeñas empresas donde se incluye un listado con las oportunidades de inversión. No obstante, su creación y desarrollo marca todo un hito en la historia de los mercados financieros mexicanos. El próximo objetivo de este mercado será generar más transacciones y empezar a hacer intercambios electrónicos. Sin lugar a dudas, a medida que siga creciendo tendrá que enfrentarse a nuevos retos, prueba de las dificultades que subyacen al mejorar las oportunidades de financiación de las pymes en México.

México cuenta con más de 200.000 pymes, pero no es habitual que el sistema bancario del país proporcione a este tipo de empresas el apoyo financiero y de asesoría que necesitan para crecer y desarrollarse. Según Luis de Garate, director del Departamento de Finanzas de la escuela de negocios EGADE en Monterrey, México, menos del 25% de las empresas mexicanas reciben financiación del sistema financiero mexicano. “Aunque ahora el crédito es más accesible para las empresas”, sostiene Garate, “dichos préstamos normalmente no son para inversión, sino para llevar a cabo alguna operación”. El apoyo financiero de casi el 60% de las empresas procede de fuentes privadas –principalmente familia, amigos o ahorro personal-, lo cual limita severamente las oportunidades de crecimiento de la mayoría de los empresarios. Mientras tanto, la BMV es una plataforma inaccesible para estas organizaciones. Los costes de formar parte del selecto club de empresas que cotizan son muy elevados, y en los últimos cinco años sólo 20 nuevas empresas se han decidido a dar el salto, incluyendo cuatro ofertas públicas iniciales en 2007.

Dado el potencial para empresas de pequeño y mediano tamaño, en junio de 2006 México aprobó una nueva Ley del Mercado de Valores. Esta ley ha sido la piedra angular que Negocios Extrabursátiles necesitaba poner en marcha. La ley permite que las empresas emitan valores sin cumplir los requisitos de registro y regulación -normalmente asociados a las ofertas públicas-, siempre y cuando restrinjan la venta de sus acciones a un número limitado de inversores cualificados. Las empresas que participen en este mercado pueden emitir acciones, obtener crédito y vender empresas en el acto.

Negocios Extrabursátiles corrige la falta de opciones de financiación formal para empresas privadas, creando un mercado de capital alternativo para dichas empresas. En la primera etapa del proceso se recibe notificación de que existe interés por parte de una pequeña empresa o a través de agencias gubernamentales especializadas en el apoyo de pymes. A no ser que ya existan informes financieros básicos, Negocios Extrabursátiles envía al candidato a un auditor para que revise y resuma su situación financiera actual. Luego la empresa se incluye en el listado de empresas que cotizan del sitio web (www.negociosextrabursátiles.com) para que los potenciales inversores que se han registrado puedan revisar dicha información.

Aumentar el número de transacciones

Negocios Extrabursátiles ha trabajado duro para generar cierto interés entre los inversores privados y los fondos de capital-riesgo. Hasta el momento el listado incluye 218 empresas, pero apenas se han cerrado unas 10 transacciones. Aumentar el número de transacciones llevadas a cabo con éxito representa el mayor reto de la firma. Aunque genera ingresos a través de la suscripción de las empresas que cotizan –así como de firmas de contabilidad y asesoría que se anuncian en la página web-, para poder seguir siendo económicamente viable a largo plazo Negocios Extrabursátiles necesitará generar más ingresos a través de las comisiones por transacción.

Negocios Extrabursátiles cuenta con dos ventajas clave: su estrecha relación con el gobierno mexicano y asociaciones de pymes relacionadas, lo cual le proporciona un flujo de clientes en su fase de crecimiento; y la lógica de mercado inherente a los perfiles de crecimiento de las pymes. Dos organizaciones gubernamentales, Nacional Financiera (NAFIN) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), proporcionan una valiosa información sobre pymes que están preparadas para entrar en la siguiente etapa de capital privado y fomentar sus planes de expansión. “La mayoría de las empresas incluidas en la lista proceden de NAFIN y CONACYT”, señala Gabriela Basurto, directora de proyectos de desarrollo financiero en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Se trata de una simbiosis perfecta: Negocios Extrabursátiles accede a las pequeñas empresas que podrían ser candidatas a incluirse en su lista, y las dos organizaciones gubernamentales ayudan a los clientes a recibir capital para crecer, así como a acceder a inversores institucionales. Si este nuevo mercado demuestra ser una alternativa de financiación de éxito, el objetivo de dichas agencias –fomentar el crecimiento económico y la innovación a través de las pequeñas empresas-, estará mucho más cercano.

Desde un punto de vista puramente lógico, este mercado está condenado al éxito a la hora de atraer a inversores que busquen elevados rendimientos potenciales. Normalmente las pequeñas empresas disfrutan de mejores perfiles de crecimiento que las empresas de mayor tamaño o maduras (auque el riesgo también aumenta). Los mercados no organizados se han centrado históricamente en estas pequeñas empresas; la historia también confirma que sus rendimientos medios han sido superiores a los de otros mercados. Los inversores pueden sentirse atraídos por la oportunidad de obtener mayores rendimientos en este nuevo mercado. Asimismo, a medida que más empresas empiecen a cotizar en Negocios Extrabursátiles los potenciales inversores dispondrán de mayores oportunidades y facilidad para diversificar sus carteras.

Este joven mercado financiero mexicano aún deberá enfrentarse a retos significativos. En primer lugar, en México las pymes siguen careciendo de la transparencia necesaria para atraer a potenciales inversores. La cuestión de la transparencia es sin lugar a dudas el más preocupante, y uno de los principales problemas, no sólo para el éxito de Negocios Extrabursátiles, sino también para cualquier tipo de financiación formal. Gran parte del problema es el resultado de una aparente barrera cultural dentro de las empresas, que normalmente son empresas familiares y poco acostumbradas a revelar a terceras personas ningún tipo de información financiera.

La nueva Ley del Mercado de Valores pretende solucionar este tema creando un nuevo marco legal para la transparencia de las pymes. Cuando estas empresas superan determinado nivel de gobernabilidad corporativa, legalmente reciben una calificación específica y están exentas de cumplir la regulación de la Comisión Nacional Bancaria de Valores. Los inversores en estas organizaciones reciben derechos como accionistas minoritarios y protección adicional, lo cual supone un gran atractivo. Tal y como explicaba Basurto, el objetivo de esta Ley es fomentar que los bancos e inversores privados inviertan en pequeñas y medianas empresas. Desafortunadamente, son pocas las empresas que de hecho han conseguido los requisitos legales de transparencia. Según Basurto, “sólo un número mínimo de empresas” ha satisfecho los requisitos para lograr dicha categoría.

Para que Negocios Extrabursátiles tenga éxito deberá resolverse el problema de la transparencia. Si no se institucionaliza un mayor nivel de transparencia entre las pymes, los inversores seguirán manteniéndose alejados de determinadas inversiones, en especial teniendo en cuenta el mayor riesgo asociado a este tipo de negocios.

El segundo gran problema para Negocios Extrabursátiles tiene que ver con la creación de conciencia de mercado. Con sólo 218 empresas cotizando, Negocios Extrabursátiles y sus socios gubernamentales deben hacer algo más para generar conciencia, en especial dentro de la comunidad de pequeños empresarios. El mensaje debería en un principio dirigirse a empresas establecidas en las que la transparencia no supone un problema tan grave y se respetan las prácticas contables y de planificación estándar.

Asimismo, Negocios Extrabursátilesdebería dar un paso más allá y pedir a las firmas de auditoría y asesoría que se anuncian en su web que desarrollen un paquete estándar de servicios de contabilidad y asesoría para nuevos clientes. Dicha oferta podría ayudar a las pequeñas empresas que no están dispuestas o acostumbradas a revelar sus cifras financieras a inversores externos; al mismo tiempo aseguraría un mercado competitivo entre las consultoras, manteniendo bajos los costes de revisión.

Dado lo novedoso de este mercado, Negocios Extrabursátiles debería centrarse en trabajar mano a mano con inversores y pequeñas empresas para desarrollar con éxito algunas inversiones más y así demostrar el potencial del mercado. En lugar de dirigirse directamente a los inversores, en la actualidad el sitio web depende de que los inversores se conecten y pongan en contacto con las empresas que podrían pasar a formar parte de sus carteras. Aunque en estos momentos este mercado tiene cerca de 100 inversores registrados, Negocios Extrabursátiles no mantiene contacto con ninguno de ello ni tampoco conoce sus intereses de inversión. Por ejemplo, los autores de este artículo se inscribieron hace unos meses en el sitio web pero nadie se ha puesto en contacto con ellos desde entonces.

Leyes fiscales desfavorables

En México existen ciertas leyes fiscales desfavorables que hacen más atractiva la inversión en empresas que cotizan que en empresas privadas. Bajo la legislación fiscal mexicana, los inversores en empresas privadas están sujetos a retenciones de impuestos sobre los incrementos de capital sólo cuando desinvierten; no pueden reclamarlos en sus devoluciones tributarias anuales. Sin embargo, esta retención no es aplicable a las inversiones en empresas que cotizan, lo cual crea una significativa diferencia en el coste del capital entre los dos mercados. Según Basurto, el gobierno mexicano está en la actualidad revisando esta exención, pero no se espera que pase nada a corto plazo. Si el gobierno cambiase la ley para que los costes fiscales se igualasen, los inversores podrían estar más dispuestos a participar en el mercado no organizado, con un claro efecto redistribución de la riqueza hacia abajo que beneficiaría a las pymes.

Por último, Negocios Extrabursátiles carece de un mercado secundario, lo cual limita drásticamente las oportunidades de éxito de los inversores. Un mercado secundario permitiría a los inversores liquidar sus inversiones cuando quisiesen en lugar de tener que negociar una complicada transacción privada. El objetivo último de la firma, tal y como explicaba Guerrero, es abrir un mercado electrónico secundario para la reventa de las acciones y la deuda con origen en el mercado primario. “El plan es contar con una sólida plataforma electrónica para 2011 en cuanto hayamos probado que el mercado primario puede funcionar”, sostiene Guerrero. “Sin el mercado secundario será difícil atraer inversores”.

Negocios Extrabursátiles está satisfaciendo una clara necesidad del mercado. Con las pymes representando una parte realmente mayoritaria de la economía mexicana, el crecimiento y desarrollo continuado del sector es crítico para el bienestar económico del país. Hasta el momento el sector de la banca comercial ha sido incapaz o no ha querido proporcionar a estas empresas el capital necesario para su crecimiento, y cotizar en bolsa sigue siendo una alternativa reservada a unas pocas organizaciones. Y aunque individuos pudientes, pequeños capitalistas de riesgo y brazos inversores de grandes corporaciones podrían proporcionar algún tipo de apoyo, sin embargo no son una opción escalable ni una solución a largo plazo.

Hasta el momento Negocios Extrabursátiles no ha experimentado un gran volumen de actividad inversora, y sus perspectivas de futuro son inciertas. Aunque tanto los managers de Negocios Extrabursátiles como sus socios gubernamentales deberían presionar para que hubiese una mayor conciencia de mercado, toda posibilidad de crecimiento será complicada si los grandes problemas estructurales de México no se resuelven, incluyendo la cultura de secretismo financiero entre las pequeñas empresas, las leyes fiscales desfavorables y la falta de familiaridad con los mercados no organizados.

Siempre y cuando Negocios Extrabursátiles, el gobierno mexicano y algunas agencias gubernamentales sean capaces de hacer frente a estos temas, a largo plazo se observarán cambios en los mercados no organizados y en la financiación de las pequeñas empresas en México. Negocios Extrabursátiles podría empezar definiendo ciertos requisitos para las empresas que coticen en su mercado; podría clasificarlas en diferentes niveles de gobernabilidad y transparencia, una táctica que ha demostrado tener éxito en otros países a la hora de incrementar el volumen de transacciones. La firma también podría mejorar la publicidad de sus servicios de asesoría y educación, los cuales ofrece a través de las asesorías asociadas. Dada la naturaleza innovadora de este mercado en México, incluso si Negocios Extrabursátiles está limitado por su tamaño y recursos, conceder más ayuda a las empresas incluidas en su lista podría ser un primer paso necesario. Todas las partes implicadas se beneficiarían de la existencia de un ente que actuase de vínculo entre inversores y pymes en México.

Sin embargo, al mismo tiempo no da la sensación que el éxito a largo plazo de Negocios Extrabursátiles dependa de la creación de un mercado electrónico secundario. Aún no existe suficiente actividad en el primario como para garantizar la supervivencia del mercado secundario. Es como el típico problema del huevo y la gallina. Sólo el tiempo nos dirá si hay suficientes inversores atraídos por este mercado como para permitir el lanzamiento del secundario. Seguiremos observando de cerca la evolución y desarrollo de Negocios Extrabursátiles. Incluso si fracasa obtendremos una valiosa información sobre cómo mejorar las oportunidades de financiación en México y otros mercados en desarrollo.

Este artículo ha sido escrito por Geoffrey Moore, Diego Moreira, Mateus Panosso, Christopher Thornsberry, Gregory Wallace y Jessica Webster, todos ellos miembros de Lauder Class 2010.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Un hito en la historia de los mercados financieros mexicanos." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [15 mayo, 2009]. Web. [25 October, 2014] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/un-hito-en-la-historia-de-los-mercados-financieros-mexicanos/>

APA

Un hito en la historia de los mercados financieros mexicanos. Universia Knowledge@Wharton (2009, mayo 15). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/un-hito-en-la-historia-de-los-mercados-financieros-mexicanos/

Chicago

"Un hito en la historia de los mercados financieros mexicanos" Universia Knowledge@Wharton, [mayo 15, 2009].
Accessed [October 25, 2014]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/un-hito-en-la-historia-de-los-mercados-financieros-mexicanos/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far