¿Vuelve a contar España con la confianza de los inversores internacionales?

Dejados atrás los peores momentos de la crisis económica y de deuda de la zona euro, parece que algunos países europeos empiezan a ver la luz al final del túnel. España es el caso más significativo. Economistas, inversores, empresarios y políticos han centrado la atención en las señales positivas que llegan desde Madrid.

Quizá uno de los análisis de la situación del país que más ha llamado la atención las últimas semanas es el de Emilio Botín, presidente de Banco Santander, la entidad más grande de España y una de las mayores de la Unión Europea. “Es un momento fantástico porque a España le está llegando dinero para todo, para la Bolsa, la deuda pública y las inversiones directas. Ha habido un cambio drástico de la percepción de nuestro país en el extranjero en los últimos meses. Existe una confianza en España como no se pueden imaginar”, afirmó en una rueda de prensa celebrada en Nueva York el pasado 17 de octubre.

Pocos días después, una operación empresarial reforzaría las palabras de Botín. El cofundador de Microsoft Bill Gates adquirió el 6% del capital social de la empresa de construcción y servicios Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) con una inversión de €113,5 millones o $148.4 millones. De esta forma, el magnate estadounidense se convierte en el segundo accionista de la constructora, por detrás de Esther Koplowitz, que controla el 53,9%. Muchos medios de comunicación interpretaron este movimiento como una señal de confianza hacia España y sus empresas. Otros, consideraban que era una operación anecdótica fruto de la relación amistosa entre Gates y Koplowitz.

En opinión de Rafael Bonete, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Salamanca, es muy probable que España haya dejado de ser un lugar muy poco atractivo para el capital extranjero. Pero cree que es muy pronto para afirmar que España haya vuelto a convertirse en un lugar atractivo para el capital extranjero. “Los inversores extranjeros con vocación de quedarse conocen el gran número de debilidades del país: morosidad, paro, escaso crédito bancario, incremento de la deuda pública…”, comenta.

“La contención de costes, la no suspensión de pagos a corto plazo y la sobreabundancia de liquidez mundial la convierten [a España] en un destino a considerar, sí”, afirma Juan Ramón Rallo, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y director del Instituto Juan de Mariana. “Pero es que ahora mismo los inversores están invirtiendo en casi cualquier tipo de activo, por arriesgado que resulte”, puntualiza, en alusión a las apuestas que los inversores hacen en estos momentos para conseguir activos a muy buen precio.  

Se duplica la inversión extranjera

Los datos estadísticos avalan la teoría de la fuerte llegada de dinero a España. La inversión directa extranjera en el país se ha duplicado en los ocho primeros meses del año y ha pasado de los 9.000 millones de euros invertidos en el mismo periodo de 2012 a alcanzar los 19.400 millones, según datos publicados por el Ministerio de Economía español.

“Se acaba de confirmar que en agosto la inversión directa en España se duplicó respecto al año anterior y se espera que el otoño y el invierno traigan mejoras más marcadas”, declara a propósito de las cifras del Ministerio de Economía Santiago Carbo-Valverde, catedrático de Economía de la Bangor University de Reino Unido e investigador de Funcas (Fundación de Cajas de Ahorro españolas). La venta de activos y la corrección de sus precios ayuda a ello y, por supuesto, el clima de mayor estabilidad financiera y el recorrido al alza de esas inversiones esperable a largo plazo”, añade.

Alexis Ortega, socio-director de la empresa de asesoramiento financiero Finagentes Gestión, se muestra mucho más incrédulo sobre el atractivo español para los grandes inversores. En su opinión, el motivo de la llegada de capital no es otro que un contexto económico en el que los grandes bancos centrales mundiales están inundando los mercados de dinero. En estos momentos está saliendo la liquidez de los países con tipos más bajos, como Estados Unidos y Japón, y acude en busca de mayores rentabilidades a los mercados con los intereses más altos, como la zona euro. “Es por ello por lo que está llegando capital a España, y no porque el Gobierno haya realizado todas las reformas económicas necesarias, ya que queda mucho por hacer y problemas importantes pendientes de resolver”. Y aprovecha para dejar una pregunta en el aire: “¿Qué pasará con ese dinero que ahora está llegando cuando la Fed de EEUU empiece a retirar las medidas de apoyo a la economía?”.

De dónde y hacia dónde

José Luis Martínez, estratega de Citi en España, explica que la inversión que llega al país por el momento es “básicamente financiera” y “probablemente” de desinversiones en Estados Unidos y los países emergentes. “El decoupling –las diferentes etapas de evolución que siguen las economías de los países- entre estos mercados y los europeos, especialmente el español, ha sido evidente en los últimos meses”, señala.

Según Martínez, “la inversión que llega a España se está dirigiendo a la banca de forma prioritaria, pero también a la deuda pública y las emisiones, pocas, de renta fija privada”. Cree que las compañías españolas pequeñas y medianas pueden ser una buena oportunidad de inversión para el capital extranjero, pero éstas tienen que darse a conocer en el exterior. “Hay grandes oportunidades aunque por el momento son grandes desconocidas”, reconoce.

Para Rallo, los sectores españoles que más pueden beneficiarse de la entrada de capital extranjero en estos momentos son “los más apalancados y necesitados de capital”. “La banca es un ejemplo clásico. Aunque, por los mismos motivos, si el capital vuelve a salir sería de los más perjudicados”, advierte.

Carbo-Valverde cree que “la llegada de la inversión extranjera está propiciando una corrección algo más acelerada que hasta ahora de los activos inmobiliarios”. En general, observa que “las empresas con un buen negocio pero con problemas de deuda, en cualquier sector, son las que despiertan más interés”.  Alexis Ortega, por su parte, estima que “las mejores oportunidades de negocio en España se pueden encontrar en las empresas que han sabido diversificar bien su negocio y están muy orientadas al comercio internacional y las exportaciones”.

Señales macroeconómicas

España, como tercera economía más importante de la zona euro, es muy seguida de cerca por analistas de todo el mundo. En los últimos meses parece que ha pasado de ser el prototipo de país hundido por la crisis mundial a ejemplo a seguir para superar las dificultades económicas. Morgan Stanley difundió en septiembre un informe titulado “Una nueva España”;el director de inversiones internacionales del área de renta fija de JP Morgan, Nick Gartside, aseguró en octubre en declaraciones a la revista para inversores Citywire que España podría convertirse en “la gran historia de éxito de Europa”; y Deutsche Bank alabó también al país el mes pasado asegurando que “se estaba germanizando”.

Los inversores internacionales han tomado nota y parece que quieren posicionarse ante esta situación. De momento, los datos macroeconómicos más recientes apuntan a una mejoría de la actividad. El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó el pasado 30 de octubre que la economía dejaba atrás nueve trimestres consecutivos de recesión con un crecimiento entre julio y septiembre del 0,1%. Además, en ese mismo periodo, la cifra de parados registró un descenso de 72.800 personas, de forma que el número total de desempleados en España se ha situado en 5.904.700. La tasa de paro cayó hasta el 25,98% de la población activa, desde el 26,26% del segundo trimestre.

¿Es cierto entonces que la economía del país ha entrado en una fase de recuperación? Bonete avisa que “habrá que esperar y ver los resultados de los dos próximos trimestres para determinar si hay verdaderamente una fase de recuperación o estamos ante una mejora coyuntural, algo que es bastante probable”. Para Carbo-Valverde, “el punto de inflexión puede haberse alcanzado pero hay que trabajar por hacer que el empleo y el crédito se recuperen, en un entorno de menor incertidumbre y de mayor confianza inversora”, algo que, a su juicio, necesitará “muchos esfuerzos”. Por otro lado, opina que “la recuperación requerirá tasas de crecimiento algo mayores de las que ahora se manejan y que podrían llegar en 2015”.

Bonete anticipa que lo que ocurra a partir de ahora depende de lo que haga el Gobierno para controlar el déficit público y el incremento de la deuda pública y de lo que ocurra en la UE y en el resto del mundo. “Es muy probable que, salvo que ocurran acontecimientos que nos muestren la debilidad del sistema financiero de algún país de la zona euro, finalmente se produzca una tímida recuperación. Esta tímida recuperación puede pasar a convertirse otra vez en recesión o convertirse en algo más sólido. Lo sabremos alrededor del próximo verano”, indica este profesor de la Universidad de Salamanca.

Carbo-Valverde prevé en el medio plazo una mejoría paulatina, compatible con esfuerzos fiscales y con la reducción de la deuda privada, y, en el largo plazo, si no hay sorpresas, tasas de crecimiento superiores al 1%. “Puede haber margen para sorpresas positivas en 2014 pero también hay muchos riesgos aún latentes en el panorama internacional e institucional europeo que podrían afectar a España”. Una de las grandes preguntas que se plantean, dice, es “si la reforma laboral y la recuperación de competitividad podrían hacer que España pueda generar empleo con tasas de crecimiento económico inferiores a las que eran precisas para ello antes de la crisis”. 

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"¿Vuelve a contar España con la confianza de los inversores internacionales?." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [20 noviembre, 2013]. Web. [18 November, 2018] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/vuelve-a-contar-espana-con-la-confianza-de-los-inversores-internacionales/>

APA

¿Vuelve a contar España con la confianza de los inversores internacionales?. Universia Knowledge@Wharton (2013, noviembre 20). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/vuelve-a-contar-espana-con-la-confianza-de-los-inversores-internacionales/

Chicago

"¿Vuelve a contar España con la confianza de los inversores internacionales?" Universia Knowledge@Wharton, [noviembre 20, 2013].
Accessed [November 18, 2018]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/vuelve-a-contar-espana-con-la-confianza-de-los-inversores-internacionales/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far