El camino que debe seguir Argentina para recuperar su economía

Mauricio Macri llegó a la presidencia de Argentina con el gran objetivo de regenerar la economía del país. ¿Hacia dónde debería encaminar sus esfuerzos? Los expertos consideran que restaurar la confianza de los inversores internacionales en la nación es crucial para lograr el capital que se necesitará para mejorar las infraestructuras, la producción y la competitividad. Pero ese será simplemente el comienzo de un camino que prevén largo y sembrado de retos y dificultades.

Argentina dio un giro político e histórico el pasado mes de noviembre, cuando eligió presidente a Mauricio Macri, que terminó con 12 años de kirchnerismo en el país, un periodo que comenzó con el primer Gobierno de Néstor Kirchner en 2003, y continuó con dos mandatos de su esposa, Cristina Fernández de Kirchner. Pero lo que realmente espera todo el mundo con este cambio es un impulso en lo económico. De hecho, Macri llegó a la Casa Rosada con promesas de convertir al país en una referencia económica en Latinoamérica, en una nación próspera en la que los inversores internacionales pondrán sus ojos para hacer negocios.

El primer y más importante paso en esa dirección se tomó el pasado 21 de abril, cuando el nuevo Ejecutivo entregó los 9.300 millones de dólares que Argentina debía a los conocidos como fondos buitres, es decir, el 7% de los acreedores que rechazaron la reestructuración negociada de la deuda del país en 2004 y 2010 y que decidieron reclamar su dinero ante los tribunales de Nueva York. Con esta decisión, Argentina puso fin a 14 años de default y volvió a los mercados internacionales de deuda.

El siguiente objetivo del Gobierno es que el país vuelva a ser competitivo en un mundo completamente globalizado. Después de seis meses en el poder y de analizar la situación, el equipo económico de Macri ha estimado que para lograrlo Argentina necesita inversiones por valor de unos 100.000 millones de dólares estadounidenses (unos 90.000 millones de euros).

“Más allá del monto de inversión (que siempre es discutible, ya que la cifra exacta depende de cómo se realice esa estimación, lo cual suele depender fuertemente de supuestos que casi nunca pueden considerarse perfectamente conocidos), lo más importante es cómo se apliquen esos fondos”, indica Enrique Lucio Kawamura, profesor de la Universidad de San Andrés de Buenos Aires. El profesor se refiere tanto a los sectores productivos en los que esa inversión se realice, como, sobre todo, de qué tipo de inversión se trate: “no es lo mismo invertir un cierto monto en adquirir un nuevo know-how de procesos de producción que aumenten de modo discreto la productividad que invertir ese monto, simplemente, en reemplazar maquinaria depreciada, por ejemplo”, dice.

Martín Simonetta, profesor titular de Economía Política I en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) y director ejecutivo de la Fundación Atlas para una Sociedad Libre, evita hablar de cifras concretas, y se centra en lo que considera vital en este proceso: la confianza. “Es un enorme desafío revertir décadas de desorden económico, político e institucional y la consecuente desinversión que ha experimentado la economía argentina. Por ese motivo, es fundamental recuperar la confianza perdida por la economía del país”. Y para ello el considera necesario refundarlo sobre la base de la previsibilidad y la transparencia que hagan posible prever un mediano y largo plazo más allá del Gobierno de turno. “Si se logra reconstruir ese marco de confianza y credibilidad, la recuperación de la inversión será una consecuencia natural. Pero la confianza perdida, lamentablemente, no se crea de un día para otro”, opina.

Primeros pasos

Con el objetivo de restaurar la confianza en el país que desapareció durante la última década, el equipo de Macri ha creado el organismo llamado Agencia Argentina de Inversores y Comercio Internacional, que se encargará de divulgar los cambios que se están produciendo en Argentina y ofrecer una imagen atractiva para los inversores internacionales. La primera iniciativa de esta institución es organizar una cumbre entre el 12 y el 15 de septiembre que cuente con la presencia de unos 2.000 empresarios, inversores y líderes económicos de todo el mundo. Se pretende que esta cita sea un punto de encuentro con los gestores políticos del país en el que debatir sobre si Argentina está a la altura de lo que los inversores internacionales demandan desde el punto de vista de la seguridad jurídica o el capital humano.

Desde el punto de vista de las inversiones, el Ejecutivo argentino tiene como principales prioridades modernizar la infraestructura vial y de ferrocarriles, e incrementar los recursos para la agricultura, la minería y las energías renovables. Uno de las iniciativas más ambiciosas es el llamado Plan Belgrano, que tiene como objetivo impulsar el desarrollo de la zona norte del país y con el que se invertirán 2.000 millones de dólares en infraestructuras. Al mismo tiempo, incluye iniciativas para la creación de unas 250.000 viviendas y el pago de incentivos fiscales y laborales a las empresas que establezcan en la zona.

Hacia dónde dirigir los esfuerzos

Para Kawamura, la prioridad del Gobierno, especialmente la referida a la inversión privada, debe estar en el aumento de productividad en los sectores “dinámicos” de alta potencialidad exportadora (como son el software y los productos manufacturados de alta diferenciación) y en el desarrollo de una industria agroexportadora que satisfaga demandas en mercados asiáticos que aseguren divisas de modo “sostenido”. En ese sentido, considera “importante un plan estratégico para pensar de forma concreta políticas que introduzcan los incentivos apropiados a la inversión privada con este objetivo”. Del lado de la inversión pública, cree preciso “tener políticas de inversión en infraestructura que reduzcan costos de logística y transporte, con un diseño integrado y coordinado de qué tipo de inversiones en transporte aseguran esta reducción de costos de forma más eficiente, con la intención de independizar lo más posible esas decisiones de sesgos que generen las presiones de sindicatos y otros tipos de stakeholders [todas aquellas personas o entidades que pueden afectar o son afectados por las actividades de una empresa] y que atenten contra tal eficiencia”.

Mirando más allá del punto de vista económico, Kawamura menciona la importancia que tiene disponer de una estructura fiable de toma de decisiones públicas. El considera que tiene que haber una discusión mucho más profunda sobre si el sistema político tal y como hoy funciona no atenta contra los objetivos económicos, “dado que su funcionamiento tal vez produzca un sesgo de corto plazo que no ayude a que las iniciativas importantes se implementen con algún grado de credibilidad mínima que garantice retornos razonables a los sectores que deban exponer importantes montos de inversión por largo tiempo”, argumenta.

En la misma línea se pronuncia Simonetta: “La prioridad pasa por lo institucional. Con lograr un marco político que permita tomar decisiones y planear con objetivos a medio y largo plazo y, en consecuencia, invertir”. Del mismo modo, señala que “las potencialidades del país no tienen límites”. Considera que tiene una grandísima oportunidad en el sector agropecuario, donde posee una ingente cantidad de recursos en un contexto nunca visto de crecimiento de la población mundial y en consecuencia de la demanda de alimentos.

Los socios de futuro

Otro de los puntos claves en la estrategia del nuevo Ejecutivo argentino es su integración en el mercado sudamericano. Macri se está alejando de las directrices marcadas por el Gobierno anterior, que había apostado por impulsar, como modelo de desarrollo regional, la unidad de Mercosur, formado por Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela y Bolivia, además de la propia Argentina. Cristina Fernández de Kirchner se distanció de la Alianza del Pacífico (que conformada por Chile, Colombia, México y Perú supone el 40% del Producto Interior Bruto de América Latina) por miedo a que su intención de promover la libre circulación de capitales y servicios pudiera dañar a algunos sectores nacionales. El giro ha sido total en este sentido, hasta el punto de que Argentina ya se ha convertido en miembro observador de la Alianza del Pacífico, como primer paso a una eventual entrada en el grupo. Macri ha manifestado que su objetivo es que Mercosur tenga una visión de convergencia con la Alianza del Pacífico y cree que el gran reto a largo plazo es que los países que forman ambos grupos integren sus infraestructuras y logren una “matriz energética única”.

Simonetta considera “fundamental” que Argentina se integre al mundo, aunque considera que Mercosur no es la mejor vía para posicionarse en Latinoamérica. “El Mercosur fue una herramienta útil en su momento, pero el proceso de integración se ha detenido. Hoy el Pacífico es la zona del planeta que más crece y Argentina debe subirse a ese tren. Debemos ser parte de procesos de integración dinámicos y que alienten el crecimiento de las economías y dejar atrás ‘fortalezas’ proteccionistas”, opina.

“El libre comercio per se no garantiza una mayor competitividad”, avisa Kawamura. Debe plantearse una mayor participación en mercados internacionales, “pero desde un plan integral de incentivos a inversión que generen los incrementos de productividad que garantice que la mayor participación implique también un aumento sustancial de exportaciones de productos que no sean necesariamente materias primas agropecuarias”, apunta. Es importante, añade, “analizar el poder de negociación de nuestro país en un potencial ingreso a la Alianza del Pacífico con respecto a otros países miembros y cuáles son hoy las ventajas comparativas como para evitar que un ingreso a este tipo de grupos impliquen problemas de balanza de pagos complejos de resolver”.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"El camino que debe seguir Argentina para recuperar su economía." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [27 julio, 2016]. Web. [13 December, 2019] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/camino-seguir-argentina-recuperar-economia/>

APA

El camino que debe seguir Argentina para recuperar su economía. Universia Knowledge@Wharton (2016, julio 27). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/camino-seguir-argentina-recuperar-economia/

Chicago

"El camino que debe seguir Argentina para recuperar su economía" Universia Knowledge@Wharton, [julio 27, 2016].
Accessed [December 13, 2019]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/camino-seguir-argentina-recuperar-economia/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far