Cóctel de economía compartida y energía solar en Cuba

Con el deshielo gradual de las relaciones entre EE.UU. y Cuba —como demuestra el reciente viaje del presidente Barack Obama a la isla— las empresas y los inversores se enfrentan a una cuestión de gran importancia: ¿qué tipo de economía construirá Cuba en el futuro? En la segunda Cumbre anual Oportunidades en Cuba, patrocinada por Wharton y recientemente celebrada en la ciudad de Nueva York, Jillian Manus, socia directora de Structure Capital, analizó esta cuestión. Lo que ella espera que emerja no es un capitalista puro.

Más bien, ella cree que las empresas que tienen tanto un ánimo de lucro como una misión social o comunitaria jugarán un papel importante, o serán un reflejo de la economía compartida. Por encima de todo, sin embargo, ella considera que es esencial que el Gobierno cubano se sienta cómodo con la manera en que evolucione su economía. Manus participó en el programa de radio de Knowledge@Wharton, en el canal de SiriusXM 111, donde explicó por qué cree que estas ideas sociales y de economía compartida puede ser una parte importante del desarrollo de Cuba.

A continuación, se muestra la versión editada de la entrevista.

Knowledge@Wharton: Explique, por favor, ¿cómo surgió el concepto, el vínculo entre la economía compartida y Cuba?

Jillian Manus: En realidad, no hay realmente un vínculo. Es una cosa más orgánica. Para mí, ya existe una versión incipiente de la economía compartida en Cuba, puesto que ya hay una mentalidad de compartir en el país. Esto se debe a que, a diferencia de otros países, nada se podía establecer, de hecho, en la isla. Así que todo de lo que disponen ha adquirido un nuevo propósito.

Por lo tanto, mi tesis de inversión para Structure Capital consiste en invertir en la capacidad infrautilizada y los excesos de activos, en otras palabras, aprovechar mejor lo que tenemos, en lugar de construir más y de forma más indefinida.

Bueno, Cuba nunca ha tenido más y de forma cada vez más indefinida. El país se vio obligado a hacer lo pudo con lo que tenía. Así que mi idea es la siguiente: ¿por qué no aprovechar esa mentalidad de compartir que ya existe?

Knowledge@Wharton: Pero, ¿cómo se hace eso?

Manus: ¿Cómo? Bueno, yo formo parte de la junta de Duke Engage, que es el programa de servicio de inmersión en la Universidad de Duke y uno de nuestros programas es la creación de lo que llamamos cibercafés solares.

Me gustaría aprovechar la infraestructura existente que, como sabemos, es limitada: tenemos 35 puntos de acceso Wi-Fi en Cuba. Vamos a tomar 20 ó 10 en La Habana, y vamos a crear cibercafés impulsados por energía solar en asociación con una empresa de la industria que, en primer lugar, introduciría las energías alternativas en Cuba de una manera orgánica. Esto se haría en forma de apoyo, no se haría obligado, no sería preciso tampoco contar con una subvención eléctrica del Gobierno. Simplemente sería un recurso natural. Tendríamos estos cibercafés con puntos de acceso a Internet, y dirigido específicamente a un mercado que puede ser creado por el Gobierno. Eso es lo que creo que deberíamos hacer.

Voy a llamar a este mercado de compra e intercambio. Así que, básicamente, no habría un mercado donde la gente viene y dice, “sí, quiero” o “necesito” […] Ellos comprarían las habilidades comerciales o las intercambiarían. “Soy un carpintero, necesito una lámpara. Quiero hacer un intercambio de mis habilidades”.

Por ejemplo, una de nuestras empresas en Structure Capital es Totspot, un gran mercado de ropa usada infantil, ya que hay un gran volumen de negocio en este sector. ¿Por qué una madre con un hijo que ha empezado a caminar, cuya ropa ya no le sirve, no la puede intercambiar con otra madre?

De este modo, se crea toda una comunidad de madres, y el intercambio de conocimientos. Ahora, ¿y si diéramos un paso más allá? En primer lugar, mediante la creación de este mercado, estaríamos creando datos. Los datos son muy importantes para el Gobierno cubano. A medida que fueran llegando nuevas empresas, ellos podrían compartir estos datos, de hecho, podrían venderlos. Sin embargo, hay dos monedas en circulación en Cuba, ¿verdad? Esta es una moneda con un sistema dual: el peso cubano (CUP), utilizado para productos básicos y artículos no de lujo; y el peso cubano convertible (CUC), con un valor 25 veces mayor, y que es utilizado por los turistas y los cubanos para comprar artículos de lujo.

Otra empresa de Structure capital es 99Gamers, que es básicamente una plataforma de compra y venta de videojuegos. Sin embargo, como los juegos están regulados, no es posible conseguir un porcentaje de las tasas de transacción. Se creó entonces una moneda virtual. Eso es lo que básicamente debemos hacer con este mercado cubano. Se puede entrar en él mediante la compra de dos CUC, digamos, 20 monedas virtuales, que luego se utilizan en este ecosistema cerrado para comprar y vender lo que la persona quisiese.

Esto permitiría que el Gobierno de Cuba supervisara lo que se compra y se vende. Y crearía ingresos.

Knowledge@Wharton: No va a ser fácil para el Gobierno cubano renunciar a ese control. Quiere saber lo que las personas están haciendo.

Manus: Correcto, pero ésta es una mejor manera de saber lo que están haciendo. Cómo se comportan, cuáles son sus necesidades, cuánto están comprando, cuánto están vendiendo y cuáles son los recursos reales de la sociedad cubana. Creo que, al final, en última instancia, esto acabará creando lo que me gustaría que fuese una clase de consumidor. Y con esta clase de consumidor, habrá cambios en las políticas de gestión.

Knowledge@Wharton: ¿Existe una clase de consumidor en Cuba ahora mismo?

Manus: Sí, ¿usted no lo piensa?

Knowledge@Wharton: Bueno, hay tanta gente que nunca tuvo prácticamente nada durante tanto tiempo. Y ahora hay gente en los estratos más altos que lo tienen todo. Lo que no se ve es la parte media.

Manus: Bueno, la clase que consume es la clase media. Se creará una clase media. Pero hay dos cosas aquí que deben entenderse: en los últimos dos años, se crearon en Cuba más de medio millón de empresas privadas.

Eso es mucho. Es el espíritu empresarial en su mejor expresión. En segundo lugar, estas empresas crearon puestos de trabajo. Por cierto, esto ya está sucediendo de todos modos. Según las previsiones de las autoridades en los próximos cinco años, el 50% del PIB cubano procederá del sector privado. Eso es mucho.

Knowledge@Wharton: Ahora bien, es evidente que una parte muy importante de ello es la conectividad […] No va a ser fácil de desarrollar, ya que parte desde cero hasta el nivel que se desea alcanzar.

Manus: Por lo que entiendo, si usted habla con el personal de la Universidad de La Habana, hay un servicio de Internet muy sólido […] bastante robusto y, básicamente, lo que muchas personas dicen en Cuba es que sólo el 10% de la capacidad del sistema está actualmente en uso.

Knowledge@Wharton: Por lo tanto, el sistema está implantado.

Manus: Sí, sin duda. ¿Pero hay que desarrollarlo? Obviamente sí, sólo así se puede cambiar drásticamente.

Knowledge@Wharton: ¿Así que no es tan malo como hemos escuchado todo el tiempo? Es decir, que sólo el 1% o el 2% de la población tendría acceso a Internet.

Manus: Existe la posibilidad, el acceso al Wi-Fi, la capacidad de acceder a Internet. No es que la estructura de Internet no esté instalada. De hecho, gran parte de ella está instalada. Ahora, sin embargo, es preciso desarrollar sobre lo que ya existe, y ellos no van a permitir que cualquiera participe en ella. Google quiere participar, ¿verdad?

Sin embargo, creo que la clave es que la gente no nos vea de forma insidiosa, como si viniéramos y tratáramos de poner Internet para funcionar y así establecer la comunicación.

Knowledge@Wharton: Y de esa manera iniciar una revolución.

Manus: Eso es correcto. Es por eso que estoy proponiendo el establecimiento de los cibercafés. Creo que es una manera de utilizar lo que ya existe, y desarrollar la estructura instalada y ganar escala con ella de una manera que no moleste al Gobierno. Con eso, obtendrían ingresos, así como datos, los cuales van a necesitar. Es una situación donde todos salen ganando.

Knowledge@Wharton: Por lo tanto, con el modelo del cibercafé, también tiene previsto utilizar la tecnología solar, que es desconocida para los cubanos, pero de una manera bastante incipiente.

Manus: Correcto.

Knowledge@Wharton: Esto les dará la oportunidad de ver la eficacia del sistema y, por supuesto, la noticia se extenderá dando a la energía solar la oportunidad de crecer aún más.

Manus: A través de las empresas.

Knowledge@Wharton: Exactamente.

Manus: Vamos a aplicar la energía solar a las empresas. Parece que, a juzgar por la charla de hoy, la energía es fundamental para la inversión en Cuba. Esto entonces es una manera de introducirlo. Me encantaría que se construya un puente entre Silicon Valley y Cuba.

Knowledge@Wharton: ¿Cuál sería el peso de estas empresas?

Manus: Simplemente inmenso. Pienso en cuatro empresas que podrían crecer de manera efectiva en Cuba. Pues bien, el país es un mercado emergente, vamos a llamarlo así. Es un mercado que nunca hemos visto antes; es, digamos, un caballo de color diferente. Sin embargo, es un mercado emergente. En vez de reinventar la rueda, ¿por qué no utilizar las mejores prácticas empleadas en otros mercados emergentes para adquirir escala?

Sé que hay muchos inversores de Silicon Valley que estarían interesados ​​en ir a Cuba para tratar de crear una forma más disciplinada de introducción de tecnología en la isla, no de forma insidiosa, sino como apoyo a lo que ya existe allí, similar a la mentalidad actual de intercambio en una economía compartida.

Knowledge@Wharton: Es importante, sin embargo, que las empresas tecnológicas entiendan Cuba, como una economía emergente que es tan diferente a las economías de África y Asia. Realmente es algo nunca visto antes.

Manus: En cierto modo, es una página en blanco. Sin embargo, es interesante que cualquier cosa que se introduzca en Cuba tenga una trayectoria importante y muy rápida, ya que no conocen nada más. Por lo tanto, todo lo que se introduzca, será adoptado desde el principio, y su trayectoria será veloz.

Knowledge@Wharton: Me parece que no es la única persona que cree que este concepto de cibercafé puede abrir puertas, sino que el modelo también puede funcionar en el caso de otras empresas.

Manus: Exactamente. Me gustaría crear una aceleradora para empresas emergentes en Cuba. Lo haríamos de una manera similar al modelo de Singapur. Sin embargo, yo preferiría un modelo que combine Silicon Valley y Singapur.

Knowledge@Wharton: No pensé que fuéramos a hablar de esta combinación en el programa.

Manus: Somos muy innovadores en Silicon Valley, así que tuve esta idea […] En Singapur, como usted sabe, el Gobierno tiene, y financia, pequeñas aceleradoras para la creación de empresas y lo hace, creo, a través de 30 agencias diferentes de financiación de la inversión. Este es el caso de Vertex, de Spring y muchas otras.

El Gobierno le da al empresario una pequeña cantidad de dinero para que cree la aceleradora, las instalaciones, los formatos, para compartir ideas y servir como mentor de otros empresarios. Luego, una vez creado, el modelo se replica a través de programas piloto a lo largo de Singapur. Es simplemente fantástico. ¿Por qué no crear una aceleradora similar en Cuba, subvencionada por el Gobierno, sino también por Silicon Valley? La aceleradora de La Habana sería un modelo de inversión asociada.

Knowledge@Wharton: La única cosa que sabemos es que, pase lo que pase, será un proceso de aprendizaje, no sólo para el Gobierno cubano, sino para muchas personas aquí en EE.UU. también.

Manus: Sin duda, pero ésta es la mentalidad de las empresas emergentes. Es un proceso de aprendizaje, que es lo más importante en la relación empresarial. A continuación viene la confianza […] Estas dos cosas tienen que ser cultivadas en Cuba. Tenemos que entrar en el país, no para dominar, no para cambiarla …

Knowledge@Wharton: Sino para trabajar en asociación con los cubanos.

Manus: Sí.. Eso es lo que queremos hacer.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Cóctel de economía compartida y energía solar en Cuba." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [18 abril, 2016]. Web. [26 May, 2019] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/coctel-de-economia-compartida-y-energia-solar-en-cuba/>

APA

Cóctel de economía compartida y energía solar en Cuba. Universia Knowledge@Wharton (2016, abril 18). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/coctel-de-economia-compartida-y-energia-solar-en-cuba/

Chicago

"Cóctel de economía compartida y energía solar en Cuba" Universia Knowledge@Wharton, [abril 18, 2016].
Accessed [May 26, 2019]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/coctel-de-economia-compartida-y-energia-solar-en-cuba/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far