El yuan, moneda de reserva del FMI: ¿qué significa para China y los mercados globales?

La decisión adoptada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) hace unas semanas de convertir el renminbi chino, o RMB en moneda de reserva internacional a partir de octubre de 2016 debería tener una repercusión limitada sobre el mercado en un mundo dominado por el dólar estadounidense. La decisión puede tener una repercusión geopolítica mayor por dar voz a China en las decisiones monetarias internacionales, permitiendo al país crear un sistema de transferencia de dinero que pueda competir con el sistema “Swift” ampliamente utilizado; y limitar el uso del dólar para el cumplimiento de sanciones políticas, señalan los expertos. También puede incentivar la aceleración de las reformas en el sector financiero por parte de China, depreciándose así el RMB a niveles que quizá no dejen contentos a EE.UU.

La decisión del FMI se produjo después de la reunión anual de la organización el 30 de noviembre para revisar la composición de la cesta de monedas que componen los “derechos especiales de giro”, o DEG (en inglés, SDRs). El FMI también asignó cuotas para complementar las reservas de los países miembros. Las otras monedas en la cesta son el dólar estadounidense, el euro, la libra esterlina y el yen japonés. Christine Lagarde, directora gerente del FMI, justificó la inclusión del RMB en ese club de élite con el argumento de que la institución reconocía la integración de la economía china en el sistema financiero mundial, así como los progresos realizados por China en los últimos años con la reforma de su sistema monetario y financiero.

En general, la decisión del FMI parece haber ido en la dirección correcta, dice Marshall W. Meyer, profesor emérito de Gestión de Wharton y especialista desde hace mucho tiempo en China. “La expansión comercial de China, depende de la internacionalización del RMB”, dijo. “La decisión del FMI es bienvenida, aunque complique el problema inmediato de administrar de manera gradual, y no de forma precipitada, la depreciación del RMB, y así apoyar la economía nacional”.

Con el RMB como reserva financiera, “China formará parte de los debates sobre la reforma monetaria”, dijo Steve Hanke, profesor de Economía aplicada en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, y director asociado del Instituto de Economía Aplicada, Salud Global, y los Estudios de Empresa Comercial de la universidad. “Los chinos tendrán acceso a más beneficios en los mercados internacionales. De ese modo se ven posicionados para desafiar al dólar estadounidense”. Hanke es también investigador senior y director del Troubled Currencies Project del Instituto Cato en Washington, DC.

La inclusión del yuan como moneda de reserva es, sin duda, una noticia positiva para China, ya que otros países pueden aceptar el RMB como moneda de cambio en el futuro, dice Minyuan Zhao, profesor de Gestión de Wharton. Sin embargo, la repercusión a más largo plazo de eso dependerá de la forma en que China utilice esta oportunidad, agregó. “Si es algo positivo o negativo en el largo plazo dependerá de cómo China se comporte. ¿Sería una oportunidad para dar transparencia al sistema financiero y reformarlo, ya que no está en buena forma ahora?” Hanke y Zhao discutieron las implicaciones del nuevo estatus recientemente concedido al renminbi durante el programa de Knowledge@Wharton en Wharton Business Radio, canal SiriusXM 111.

Para Z. John Zhang, profesor de Marketing de Wharton y director del cuerpo docente de Penn Wharton China Center, el FMI y sus países miembros han sido presionados para incluir el yuan en su cesta de monedas. “Esto es algo que se tenía que hacer, ya que China está decidida a suavizar toda resistencia”, dice.

Los chinos deben haber dado algunas garantías de estabilidad de la moneda a corto plazo, señaló Zhang. “La gran pregunta es si el FMI no ha incluido una moneda muy diferente al resto en convertibilidad, transparencia y gestión que podría o no tener repercusiones a largo plazo para el sistema financiero global”, dice. “La respuesta a esa pregunta la tiene que adivinar cada uno”.

Repercusión geopolítica

Hanke explicó por qué la inclusión del yuan como moneda de reserva es importante para el contexto geopolítico, y no para la forma en que se relaciona con el mercado. “El dólar es el rey. Él domina el comercio, la fijación de precios, la facturación y todas las reservas en depósito en los bancos centrales, etc.”, dijo Hanke. Es siempre así. Si retrocedemos 2000 años en el pasado, vemos que siempre ha habido una moneda dominante preferida por los mercados. Hanke dijo que la libra esterlina británica dominó los mercados antes de la Primera Guerra Mundial. Luego fue sustituida por el dólar estadounidense. Tener una moneda dominante en el mundo para llevar a cabo las transferencias financieras y las operaciones comerciales trae consigo economías de escala y ayuda a reducir los costes de transacción, dijo.

Hanke no espera que el RMB pueda superar al dólar estadounidense en los mercados financieros internacionales. Él dijo que el dólar controla más del 90% de todas las transacciones de divisas en todo el mundo. “Para el mercado, el RMB no supone ningún gran desafío. La prueba de mercado al que fue sometida la moneda china resultó un fracaso. Nadie ha mostrado interés en su uso. La situación sigue siendo la misma hoy en día”.

Sin embargo, en el ámbito geopolítico, “es una historia diferente”, dijo Hanke. “China es un país grande y poderoso. Fue el principal responsable del aumento del crecimiento mundial en los últimos 20 años”.

Según Zhao, varios países de todo el mundo tienen un total de 80 mil millones de RMB en reservas extranjeras. Sólo para situar esta información, China tiene cerca de 3.500 millones de dólares en reservas de moneda extranjera, según los últimos datos disponibles en el informe del Wall Street Journal.

Zhang no espera que el dólar pierda el poder de inmediato, y lo atribuyó al hecho de que el RMB no tiene plena convertibilidad y los controles de capital de China. “De hecho, parte de la fuerza del RMB se debe al gran volumen de reservas en dólares de China”, dijo. “La repercusión geopolítica de China ya es un hecho, con o sin la decisión del FMI, pero la decisión amplifica esa repercusión, tanto en términos económicos y también con respecto a los esfuerzos de China para reformar las normas e instituciones globales cuyo perfil, hasta ahora, fue una imposición de Estados Unidos”.

Posición económica China

“Estamos en una situación inusual en la historia económica de China”, dice Meyer. “El crecimiento impulsado por la inversión llegó a su límite y el país tiene que encontrar un nuevo modelo de crecimiento. Mientras tanto, hay mucha incertidumbre. Los principales economistas de China, lo saben”.

Meyer presentó los principales temas que fueron consenso entre los economistas el mes pasado en la conferencia patrocinada por Xinhuanet sobre los próximos pasos a seguir por la economía china. Meyer fue uno de los oradores del evento. “En primer lugar, la economía china está en declive desde hace cuatro o cinco años. El mejor indicador de este declive es el índice de precios al productor, o IPP, que ha caído durante 44 meses consecutivos. El IPC (índice de precios al consumidor) aunque positivo, no superará el 2% en el mismo período, lo que corresponde efectivamente a cero. En segundo lugar, la causa principal del declive es el exceso de capacidad impulsado por las medidas de estímulo. Más estímulos sólo prolongan el declive. El exceso de capacidad es mayor en industrias como el carbón, el petróleo y el acero dominado por empresas de propiedad estatal (EPE). En tercer lugar, al menos —y hasta— que el Gobierno permita que opere el ciclo económico normal y elimine la posibilidad de exceso, persistirá el declive. En cuarto lugar, entre otros efectos, algunos de los cuales son positivos, la campaña contra la corrupción retrasa la liquidación del exceso de capacidad, ya que se sospecha de las ventas de los activos de las estatales”.

Tratar con exceso de capacidad

Meyer presentó estos temas dentro de un contexto más amplio. “No sólo China está llena de capacidad, también de dinero en efectivo”, dijo. Señaló que el ratio M2 (la medida de oferta monetaria que consiste en dinero en efectivo, cheques, depósitos de ahorro, depósitos a plazo y fondos del mercado monetario) en China es el doble del que se encuentra en Estados Unidos. “Eso es un montón de liquidez. Se esperaba que no hubiera inflación con este exceso de liquidez. Sin embargo, la capacidad superó la liquidez, por tanto hay deflación”.

China no tiene opciones fáciles para hacer frente a este exceso de capacidad. “Si los chinos tratan de resolver este exceso de capacidad, habrá malestar social”, dijo Meyer. Él citó los disturbios causados ​​por los trabajadores después del cierre el mes pasado de Tangshan Songtin Iron & Steel, una empresa privada en la ciudad de Tangshan, al noroeste del país. Según un informe de Reuters, Tanghan produce más acero que todo EE.UU.

Para Hanke, la principal reforma que se hizo en China es “deshacerse de las empresas estatales que son verdaderos agujeros negros. La mayoría de ellas son básicamente empresas zombies que chupan todo el crédito”. Como resultado, las empresas privadas chinas se enfrentan ahora a una fuerte reducción del crédito disponible, agregó.

Zhao sintió que la sombra de una sanción severa contra la corrupción llegaría también a los esfuerzos de privatización de las empresas estatales chinas. “Los administradores de varias de estas empresas se asustan de la privatización porque pueden ser acusados de asignación de precios falsos de activos de todo lo que venden”, dijo. “La posibilidad de estar involucrado en una investigación es aterradora”.

Swift versus ChIPS

De todos los escenarios posibles, el que más tiene la posibilidad de producirse parece ser el surgimiento de un sistema mundial de transferencia de dinero en paralelo. La mayoría de las transferencias internacionales actualmente utilizan el sistema conocido como “Swift” (acrónimo de Society for Worldwide Interbank Financial Transfers) denominado en dólares.

China es probable que cree un sistema rival llamado ChIPS (China International Payment System) que utilizará el renminbi. “Eso sería bueno, porque en el caso del Swift, el Tesoro de Estados Unidos tiene un ejército de gente esperando a imponer sanciones y restricciones a los países que no les gustan”, dijo Hanke. Esto hace de la elevación del RMB a categoría de moneda de reserva un factor geopolítico, “ya que las sanciones son de carácter político”.

El argumento a favor de la inclusión del yuan en la cesta de monedas con derechos especiales de giro (DEG) en realidad era el contrario, según explicó Zhao. “Un argumento de peso a favor de la inclusión de China en el sistema DEG estaba dirigido a desalentar al país a que creara un sistema paralelo”, dice. Al incluir el yuan como moneda de reserva, el FMI puede presionar a los chinos a soportar las responsabilidades derivadas de la nueva situación de su moneda, tales como una mayor transparencia en la valoración del RMB.

En ese espíritu, se espera que China haga honor a su compromiso de hacer el RMB totalmente convertible para 2020, dijo Zhao. “Si actúa como un incentivo para hacer que la moneda sea más transparente y negociable, entonces tenemos una actitud positiva que impedirá la introducción de otro sistema paralelo”.

Esta situación lleva a la “paradoja que enfrenta el mundo actual”, dijo Zhao. Ella señaló que China está sufriendo una “fuga de capitales”, ya que muchos inversores están sacando el dinero fuera del país y llevándolo a refugios más seguros. Si después de unirse al club de la moneda DEG, se deprecia de forma significativa, “¿EE.UU. lo entenderá como un resultado del mercado?”, se preguntó Zhao. “¿Si a EE.UU. no le gusta este resultado, va a intervenir y tratar de influir en el sistema para desagrado de los chinos? Se convierte, por lo tanto, en un resultado geopolítico, no en un resultado del mercado”. Si China liberaliza su economía cada vez más, como viene haciendo desde 1978, atraerá a más flujos de capital, dijo Hanke.

Las perspectivas del RMB

China puede, sin embargo, depreciar el yuan fácilmente. “Si los chinos tratan de forzar artificialmente el yuan para que su industria sea más competitiva, el resto del mundo probablemente protestará debido a la pérdida de puestos de trabajo y el aumento de la contaminación”, dijo Meyer. El tema de la contaminación surge debido a la sustitución del petróleo (yacimientos petrolíferos nacionales han sobrepasado su pico de producción) por el carbón (abundante en China), explicó Meyer.

Meyer espera que el impacto del RMB sea manejado con mucha cautela. “El RMB caerá gradualmente y China tendrá que gestionar este ocaso”, dijo. El citó a continuación los comentarios de Yi Gang, vicepresidente del Banco Popular de China, el banco central, según el cual China mantendrá un sistema de “fluctuación administrada” antes de pasar gradualmente a la “fluctuación limpia” del yuan como el Wall Street Journal informó. La fluctuación limpia es un objetivo a largo plazo para que el banco central no interfiera en el control del valor de la moneda, dijo el informe. “Con respecto a la depreciación o no del RMB después de su inclusión en el DEG, no hay necesidad de preocuparse por eso”, dijo Gang.

Uno puede interpretar el comentario de Yi Gang de diferentes maneras, dice Meyer. “Llámelo manipulación si lo desea, o prudencia”, dijo. “Si no hubiera flujos de gestión, tales como límites a las transacciones con divisas, el dinero caliente [fondos de corto plazo] dejaría China tan pronto como fuera posible teniendo en cuenta la perspectiva de la depreciación gradual del yuan”.

EE.UU. y China

La creciente importancia del RMB también podría ser una prueba de la influencia de Estados Unidos en China, dijo Hanke. El recuerda que después de cambiar de fijo a variable en 1973, los EE.UU. comenzaron a presionar a Japón para que el yen se apreciara. Esto se hizo con el fin de proteger los productos americanos de las importaciones más baratas procedentes de Japón, especialmente en el sector de la automoción. Con “tremenda presión” de EE.UU., el yen se ha apreciado al pasar de 360 ​​con respecto al dólar hasta 80 a 85 en 1990, dijo Hanke. “El yen se apreció de forma continua debido a la interferencia de Estados Unidos sobre Japón que le obligó a apreciar su moneda a través de todo tipo de conflictos comerciales y otras prácticas”, dijo.

En este sentido, China no se comportará como Japón, dijo Hanke. “China no será manipulada por EE.UU. y no tendremos un RMB que se aprecie de forma continua. Los chinos harán lo que ellos creen que es en interés de su país”.

Según Meyer, la decisión del FMI no erosiona de forma inmediata la fortaleza del dólar. “A largo plazo, sin embargo, la capacidad de Estados Unidos para aislar a los villanos mediante sanciones financieras puede verse reducida”, dijo. En cualquier caso, se esperaba esta situación, por lo que EE.UU. ya trabaja en sanciones económicas alternativas.

Al mismo tiempo, “aunque China gane influencia internacional, la decisión del FMI, al final, socava la capacidad del Gobierno chino de controlar el RMB”, dijo Meyer. “La pregunta que queda, sin embargo, es lo que pasará si China empeora en el caso de que haya un RMB fuera de control. El FMI, por ejemplo, ¿suspendería temporalmente los derechos especiales de giro de China?”

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"El yuan, moneda de reserva del FMI: ¿qué significa para China y los mercados globales?." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [14 diciembre, 2015]. Web. [24 July, 2019] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/el-yuan-moneda-de-reserva-del-fmi-que-significa-para-china-y-los-mercados-globales/>

APA

El yuan, moneda de reserva del FMI: ¿qué significa para China y los mercados globales?. Universia Knowledge@Wharton (2015, diciembre 14). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/el-yuan-moneda-de-reserva-del-fmi-que-significa-para-china-y-los-mercados-globales/

Chicago

"El yuan, moneda de reserva del FMI: ¿qué significa para China y los mercados globales?" Universia Knowledge@Wharton, [diciembre 14, 2015].
Accessed [July 24, 2019]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/el-yuan-moneda-de-reserva-del-fmi-que-significa-para-china-y-los-mercados-globales/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far