Las empresas de mercados emergentes ante los altos niveles de endeudamiento en divisas extranjeras

El último informe trimestral del Banco de Pagos Internacionales (BPI), publicado el pasado 14 de septiembre, analiza detalladamente el endeudamiento de las empresas no financieras de los mercados emergentes. Este estudio asegura que dichas compañías han aprovechado las condiciones financieras mundiales extraordinariamente favorables que han existido durante los últimos años para aumentar su grado de endeudamiento y apalancamiento en el exterior.

Según cifras recogidas por el BPI en el informe, los prestatarios del sector privado en las principales regiones emergentes emitieron títulos de deuda internacionales por valor de 375.000 millones de dólares (295.000 millones de euros) entre 2009 y 2012, más del doble de la emisión en los cuatro años anteriores a la crisis. Una cantidad muy importante de estas emisiones de deuda se han realizado mediante filiales situadas en diferentes partes del mundo y no directamente a través de la matriz, lo que significa que una proporción muy elevada de la deuda está denominada en divisas extranjeras.

De acuerdo con las cifras recogidas por el BPI y con la tendencia observada, la deuda corporativa ahora se cierne en torno al 100% del Producto Interior Bruto (PIB) para algunas economías de mercado emergentes.

Al margen de las condiciones financieras internacionales muy favorables durante los últimos años, Brad McBride, del Departamento Académico de Administración del Instituto Tecnológico Autónomo de México, señala otro factor clave para explicar el endeudamiento exterior de las empresas en el caso concreto de Latinoamérica: “Muchas compañías de los mercados emergentes latinoamericanos deben soportar la carga de contar con un sector financiero local muy poco competitivo. Esto lleva a las empresas del sector privado a buscar crédito en otra parte, siempre que pueden, como a través de sus oficinas corporativas en el extranjero en el caso de las empresas multinacionales. En estos casos, los préstamos se realizarán en moneda extranjera, por lo que las empresas locales tienen que hacer frente a los riesgos de tipo de cambio”.

El riesgo de la situación

El aumento de la deuda en divisa extranjera de las empresas de mercados emergentes no es una cifra más. Detrás de esa tendencia subyacen importantes riesgos en el contexto económico actual porque, tal y como advierte el BPI, muchas de estas compañías no tienen cubierta la exposición a los tipos de cambio. “La falta de cobertura a los tipos de cambio aumenta la vulnerabilidad de las empresas de las economías emergentes ante los efectos combinados de una desaceleración de la economía nacional, una depreciación de la moneda y un aumento de las tasas de interés a nivel mundial”, avisa el organismo internacional.

Ricardo Úbeda, profesor de la escuela de negocios de la Universidad Adolfo Ibáñez de Chile, confirma que son muchas las empresas latinoamericanas que se encuentran en la situación mencionada por el BPI y explica cómo pueden verse afectadas. “Efectivamente, el endeudamiento del sector privado (en especial de empresas) en divisas ha aumentado considerablemente en Latinoamérica en los últimos cinco o seis años, tanto en forma de créditos como en especial en forma de emisiones de deuda”. Sin duda, añade, “el actual crecimiento de Estados Unidos, un posible aumento de sus tasas de interés y sobretodo una depreciación de las monedas frente al dólar pondrían a la región en un apuro económico, pues se complicaría el poder hacer frente a sus obligaciones”. Del mismo modo, continúa, “la bajada de los precios de las materias primas, así como los bajos crecimientos que muestran algunos países no invitan a pensar en mejoras en la solvencia”.

Búsqueda de soluciones

El BPI explica que ante esta situación, los prestatarios corporativos de las economías emergentes han tomado la decisión de ampliar el vencimiento medio de los títulos de deuda internacional de nueva emisión. “Esto reduce su riesgo de refinanciación, pero al mismo tiempo hace que los precios de la deuda sean más sensibles a la variación de los rendimientos, transfiriendo con ello los riesgos de los prestatarios a los bonistas”, advierte la institución internacional.

Según Brad McBride, las empresas pueden recurrir a instrumentos de cobertura ante los tipos de cambios de las divisas para protegerse en caso de devaluación de la moneda local. “Si las empresas están pidiendo prestado con el fin de participar en proyectos de capital y emplear el dinero en inversiones de expansión y a largo plazo, lo que aparece que está ocurriendo en muchos casos, estaríamos ante un uso saludable del uso de esta cobertura. Pero si las compañías están involucradas en la especulación a corto plazo, estos instrumentos no les ayudarían y podrían encontrarse ante una crisis”, señala.

Úbeda, por su parte, cree que “ante la situación que parece avecinarse lo aconsejable puede ser desapalancarse o buscar ingresos en divisas”. Respecto al uso de swaps, o cualquier producto financiero derivado para protegerse ante los tipos cambiarios, recuerda que no están demasiado desarrollados en algunos mercados emergentes como en Latinoamérica, “por lo que las empresas no siempre cuentan con la oportunidad de crear coberturas efectivas de su deuda en divisas”. Es por ello que considera que podría ser aconsejable para estos países desarrollar una regulación bancaria con la que se pudieran crear productos que implicaran tener coberturas con su deuda en divisas.

La situación concreta de Latinoamérica

Las empresas latinoamericanas cuentan de media con un nivel de endeudamiento que representa el 53% de los activos, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) correspondientes a 2013, el último año completo del que tienen cifras. Por países, las empresas más endeudadas son las brasileñas, seguidas de las mexicanas, mientras que por sectores, el industrial es el más apalancado, con pasivos que representan más del 60% de los activos en términos medios. “La fuerte emisión de deuda empresarial durante varios años consecutivos ha generado inquietudes, ya que las empresas podrían estar alcanzando niveles problemáticos de apalancamiento financiero”, llegó a decir el FMI en su informe de perspectivas económicas para América de la pasada primavera.

“Si atendemos a niveles de endeudamiento de las empresas, Brasil y México apuntan a ser las economías con mayor exposición a la deuda en divisas según informes del FMI”, afirma Úbeda. Sin embargo, él señala que hay que diferenciar entre el endeudamiento bancario y en emisiones de bonos. “Mientras que las empresas mexicanas y chilenas dependen ampliamente del endeudamiento en bonos y en menor medida en créditos bancarios, las brasileñas y colombianas, por poner otro ejemplo, dependen en mayor medida del crédito bancario”, añade.

A pesar de que las empresas mexicanas son unas de las más endeudadas de la región, Brad McBride, considera que no sufrirán los problemas sobre los que está alertando el BPI porque, a su juicio, “no parece que el peso mexicano esté sobrevaluado o que sufrirá una inminente macro-devaluación”. Y explica que “las reformas aprobadas en el país recientemente en el sector de la energía, las telecomunicaciones y la educación son vistos como altamente favorable por los mercados financieros y hay una sensación de que el peso será relativamente estable hasta el año siguiente”.

Úbeda señala como aspecto positivo para la situación de Latinoamérica que, en los últimos años, “la deuda pública en divisas de las 7 mayores economías de la región se ha reducido de aproximadamente del 60% del total a un 30%, lo cual compensa el riesgo que están tomando muchas empresas latinoamericanas”. “También la acumulación de divisas por parte de estas economías en los últimos ejercicios puede ser un paliativo al aumento de riesgo”, añade.

En cualquier caso, este profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez advierte de que “la vulnerabilidad puede venir de la mano del crecimiento en Estados Unidos, pues los depósitos e inversiones a recibir en Latinoamérica pueden verse afectados sustancialmente al tener menos interés los inversionistas en esta región”. Avisa de que “este hecho afectaría a la volatilidad del tipo de cambio y a los depósitos disponibles en dólares, lo que generaría dificultades serias en la región”.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Las empresas de mercados emergentes ante los altos niveles de endeudamiento en divisas extranjeras." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [01 octubre, 2014]. Web. [21 January, 2021] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/las-empresas-de-mercados-emergentes-ante-los-altos-niveles-de-endeudamiento-en-divisas-extranjeras/>

APA

Las empresas de mercados emergentes ante los altos niveles de endeudamiento en divisas extranjeras. Universia Knowledge@Wharton (2014, octubre 01). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/las-empresas-de-mercados-emergentes-ante-los-altos-niveles-de-endeudamiento-en-divisas-extranjeras/

Chicago

"Las empresas de mercados emergentes ante los altos niveles de endeudamiento en divisas extranjeras" Universia Knowledge@Wharton, [octubre 01, 2014].
Accessed [January 21, 2021]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/las-empresas-de-mercados-emergentes-ante-los-altos-niveles-de-endeudamiento-en-divisas-extranjeras/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far