Por qué el desafío del cubo de hielo para combatir el ELA se tornó viral

Si el timeline de sus medios sociales aún no está repleto de vídeos del desafío del cubo de hielo para combatir el ELA, entonces forma parte de una minoría.

En la campaña, las personas vuelcan un cubo de agua helada sobre sí mismas (o piden a alguien que lo haga) compartiendo a continuación un vídeo de la experiencia e indicando otros que hagan lo mismo como forma de concienciación sobre la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Conocida antiguamente como “enfermedad de Lou Gehrig”, el ELA es una enfermedad cuya progresión hace que las células nerviosas se deterioren culminando con la parálisis total y la muerte.

En una combinación de emoción, desafío y moneda social, la campaña se convirtió en un fenómeno de marketing, observa Jonah Berger, profesor de Marketing de Wharton, en una entrevista al programa de Knowledge@Wharton en la Radio de Negocios Wharton, en el canal 111 de SiriusXM. El desafío se extendió entre vecinos, amigos y parientes, pero las celebridades también se sumaron: Mark Zuckerberg, Bill Gates, Michael Jordan, Anna Wintour y Ben Affleck, entre otros. Se compartieron millones de vídeos en Facebook, YouTube y otras redes sociales.

“Las personas no quieren quedarse fuera. En cualquier fiesta, cuando alguien comienza a hablar sobre alguna cosa, ya sea una marca o una banda de música nueva […] nadie quiere ser el que no tiene la menor idea de lo que los demás están hablando”, dijo Berger, que estudia el boca a boca y por qué las cosas se extienden de forma viral.

En segundo lugar, el desafío del cubo de hielo genera beneficios para una buena causa, “por eso es difícil decir que no”, dijo Berger. “La persona que participa en el movimiento queda bien ante los demás. Está también el aspecto del desafío […] Es casi como un duelo: desafía a un amigo y es casi imposible que él diga que no […] En ese sentido, es el mejor tipo posible de ‘bola de nieve'”.

El desafío tuvo también algún tipo de respuesta negativa en que algunas personas se preguntaron cuántos de los que se mojaron realmente donaron algún dinero o se pararon un poco a entender la enfermedad. Otros dijeron que la campaña del cubo de hielo oscurece las necesidades de otras causas dignas y algunos críticos dicen, inclusive, que es un desperdicio de agua. Hubo por lo menos alguna parodia: un hashtag que se convirtió en tendencia en Twitter (#PayMyTuitionChallenge), en que los usuarios “nominaban” a varias celebridades para que financiaran sus estudios superiores.

El desafío del cubo de hielo ha recaudado ya US$ 53,3 millones en donativos para la ALS (siglas en inglés del ELA) Association desde el 29 de julio en comparación con US$ 2,1 millones en ese mismo periodo el año pasado, según Tony Heyl, director de comunicaciones y de políticas públicas de la división del grupo en Filadelfia. Heyl estuvo en el show de Sirius con Berger. Más de un millón de nuevos donantes han contribuido a ese total.

Es probable, según Berger, que algunas de las personas que aceptaron el desafío no supieran mucho sobre el ELA. “Lo ideal es que todo el mundo que conociera el desafío se concienciase más acerca de la enfermedad, y no sólo donara, es decir, no formara parte sólo del aspecto fácil del desafío”, dijo. “Por lo tanto, si las donaciones están aumentando y si, por lo menos, una parte de las personas que acepta el desafío se conciencia más acerca de la enfermedad, creo que, al final, eso es bueno para la ALS Association.

Antes de aparecer asociado al ELA, el desafío del cubo de hielo había hecho otras apariciones en Internet e incluso en el Today Show, en julio, ocasión en que el presentador, Matt Lauer, acabó mojado. A continuación, Peter Frates, ex jugador universitario de béisbol que sufre ELA, conoció el desafío a través de un amigo. Frates grabó su propio vídeo (ya que el “agua helada y el ELA son una mezcla mala”, Frates optó por balancear su cabeza a ritmo de un rap que decía “Ice Ice Baby”) e incentivó a otros a hacer lo mismo para ayudar a concienciar sobre la enfermedad.

Heyl, cuyos amigos y vecinos hicieron donaciones inmediatas desde que el desafío comenzó a esparcirse, dijo que no teme las reacciones adversas. “Tengo la certeza de que hay personas haciendo esto no a causa del ELA, sino por los amigos, pero esas personas son minoría”, dijo. “Si hay alguien sacando ventaja de esto, aún así se han recaudado US$ 41 millones, por eso no me importa ese tipo de actitud. Lo que importa es que la causa está marcando la diferencia para nuestras familias”.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Por qué el desafío del cubo de hielo para combatir el ELA se tornó viral." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [03 septiembre, 2014]. Web. [27 February, 2021] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/por-que-el-desafio-del-cubo-de-hielo-para-combatir-el-ela-se-torno-viral/>

APA

Por qué el desafío del cubo de hielo para combatir el ELA se tornó viral. Universia Knowledge@Wharton (2014, septiembre 03). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/por-que-el-desafio-del-cubo-de-hielo-para-combatir-el-ela-se-torno-viral/

Chicago

"Por qué el desafío del cubo de hielo para combatir el ELA se tornó viral" Universia Knowledge@Wharton, [septiembre 03, 2014].
Accessed [February 27, 2021]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/por-que-el-desafio-del-cubo-de-hielo-para-combatir-el-ela-se-torno-viral/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far