SAP, Microsoft y la futura consolidación del sector del software

Es habitual que las notas de prensa que hacen públicas las empresas, tan carentes de auténticas noticias, sean ignoradas por los medios de comunicación. Pero incluso los periodistas menos experimentados sabían que había una historia interesante detrás de las declaraciones que hacían por separado el 7 de junio Microsoft y SAP.

 

El año pasado Microsoft, el mayor productor del mundo de software para ordenadores personales, se había acercado a la alemana SAP, empresa líder en el segmento del software empresarial, con la intención de estudiar una posible fusión, pero las conversaciones preliminares se habían suspendido en primavera. La noticia causó gran revuelo en el ámbito tecnológico. Profesores de Wharton y académicos de otras instituciones afirman que ha sido una señal inequívoca de que el sector del software está preparado para su consolidación. La enormemente respetada, pero muy poco conocida, SAP, se ha convertido en una marca mucho más popular tras haber sido “cortejada” por Bill Gates. No obstante, no logran ponerse de acuerdo sobre si SAP necesita o no asociarse con otras empresas de mayor tamaño para prosperar. Incluso algunos sugieren que la fusión SAP-Microsoft aún dará mucho que hablar.

 

Para que se produzca la consolidación del sector del software, es necesario que participen empresas de las tres principales categorías de software, tanto de software para empresas como para ordenadores personales. Estas categorías son: aplicaciones (software que consigue realizar una serie de objetivos/tareas administrativos, tales como la gestión financiera, gestión de recursos humanos o procesamiento de pedidos); plataformas (también llamadas sistemas middleware, a través de los cuales funcionan ciertas aplicaciones de software y se coordinan diferentes programas de software); y la infraestructura de sistemas (el software operativo que hace que los ordenadores sigan funcionando). Estas tres categorías están desapareciendo a medida que las compañías de software para consumidores y para empresas crecen en nuevos mercados y avanza el movimiento de código fuente abierto.

 

“Creo que es inevitable que se produzcan algunos cambios”, sostiene Dan Hunter, del departamento de Derecho de Wharton. A lo que el profesor de Marketing Peter S. Fader añade: “Ya es hora. Una consolidación es razonable”.

 

Un artículo publicado en la edición del 14 de junio del Financial Times trata sobre las interacciones y rivalidades entre las empresas que compiten en el sector del software. SAP, Oracle, PeopleSoft y Siebel Systems, por ejemplo, tienen un peso considerable en las aplicaciones para empresas, mientras que Microsoft es líder en aplicaciones para ordenadores personales. Oracle, IBM y Microsoft son fuertes en middleware. Microsoft, Sun Microsystems e IBM son los principales competidores en el ámbito del software operativo. Y detrás de todas estos nombres de empresas –y suponiendo una gran amenaza para el software en propiedad-, se encuentran los sistemas de código fuente abierto como Linux y MySQL. Las empresas que están presentes en el mercado de los ordenadores personales están deseosas de introducirse en el de software para empresas, mientras que a las empresas de software para empresas les gustaría probar suerte en el mercado de los consumidores. Es más, Microsoft es contraria a que Linux se propague, pero IBM lo apoya.

 

La existencia de conversaciones sobre una posible fusión entre SAP y Microsoft se descubría como consecuencia del intento, en 2003, por parte de Oracle de absorber a PeopleSoft. El Departamento de Justicia de Estados Unidos se encarga de este caso de absorción hostil. Microsoft y SAP decidían desvelar la existencia de sus conversaciones porque mucho se temían que parte de sus conversaciones tuviesen que salir a la luz en dicho caso legal. 

 

Raphael Amit, profesor de Empresa y director de la iniciativa de Wharton para negocios electrónicos, afirma que la unión de SAP y Microsoft sería “ventajosa desde un punto de vista estratégico para ambas empresas. Microsoft podría vender productos a las mayores empresas del mundo, y SAP ampliaría su radio de acción, introduciéndose en segmentos de mercado donde hoy en día SAP no tiene apenas presencia”. Según información de la propia empresa, SAP tiene un 54% de cuota en el mercado mundial de software para empresas, mientras que Oracle tan sólo tiene el 13% y Microsoft el 11%.

 

En opinión de Amit, otro posible candidato para una fusión con SAP es IBM o Accenture. “Fusionarse con IBM o Accenture, que tienen miles de ingenieros que podrían ayudar a implementar el software, sería una opción natural. SAP hace software pero no sabe sobre implementación, y Accenture e IBM saben de implementación pero no de software. Existe cierto grado de complementariedad. Pero la historia con Microsoft es algo diferente. Microsoft, a diferencia de Accenture e IBM, no tiene un papel muy destacado en las áreas que SAP domina, así que SAP aportaría mucho a Microsoft. Tal vez el valor que tiene SAP para Microsoft es mucho mayor que el que pueda tener para Accenture o IBM. Y desde ese punto de vista los accionistas de SAP podrían estar mejor con Microsoft”.

 

¿Se reanudan las conversaciones?

Hunter dice que en algún momento es posible que SAP y Microsoft reinicien sus conversaciones sobre la fusión. Es más, comenta que es posible que Microsoft pueda necesitar a SAP más de lo que SAP necesita a Microsoft.

 

“En realidad Microsoft no ha sido capaz de captar tanto trabajo a nivel de empresa como desearía, y eso es algo verdaderamente importante en el largo plazo”, dice Hunter. “SAP puede seguir su camino sin tener necesariamente que fusionarse, ya que por sí misma ostenta una posición muy fuerte. Una fusión con Microsoft puede ayudar a SAP. La empresa alemana puede ampliar su mercado gracias al tamaño de Microsoft. Esto significa que algunas tecnologías de SAP se adaptarán para adecuarse al mercado de los consumidores, que es un mercado al que SAP simplemente no puede tener acceso. Así, es posible que la tecnología se introduzca en mercados más amplios, lo cual favorece a SAP, pero en estos momentos SAP ya es una empresa rentable y de éxito”.

David Croson, profesor de Wharton que en la actualidad está de profesor visitante de Estrategias de la información en el MIT, sostiene que SAP “posiblemente valga más para un comprador estratégico que para un comprador financiero. Es una especie de caballo de Troya. En cuanto una empresa descargue todos sus datos en un sistema como SAP, vender los servicios de esa empresa, que ahora tendrían un mayor valor añadido, se convierte en una tarea mucho más fácil”. Croson señala que en 2000 Microsoft compró Great Plains Software por 1.100 millones de dólares como adquisición estratégica en un intento por introducirse en el mercado de software para empresas.

 

El profesor de Marketing de Wharton Jagmohan S. Raju también cree que para SAP no es imprescindible su unión con Microsoft. “Creo que SAP puede sobrevivir como empresa independiente. En caso de que alguna pueda, ésa es SAP. Es una empresa muy fuerte”. Raju añade que no le sorprendería si Microsoft reanudase las conversaciones para fusionarse con SAP. “Sería muy importante para Microsoft. No está muy claro qué es lo que SAP obtiene de Microsoft. Pero definitivamente lo que Microsoft obtiene es mucho”.

 

Sin embargo, el punto de vista de Fader es diferente, y sostiene que tanto SAP como otras compañías de software para empresas necesitan encontrar socios con los que fusionarse para sobrevivir. “Hay que distinguir claramente entre lo que es la totalidad del sector del software y el segmento de software para empresas”, explica. “Mientras que el futuro de uno de ellos es ilimitado –las perspectivas de futuro de Microsoft son tan buenas como siempre-, Siebel Systems, SAP y Oracle se enfrentan a un futuro incierto. Fue muy inteligente por parte de SAP [iniciar conversaciones para fusionarse con Microsoft. SAP realmente necesita formar parte de algo más grande; Oracle por su parte está intentando absorber a PeopleSoft”.

 

Fader añade que las compañías de software para empresas ya existentes tendrán dificultades para sobrevivir por sí mismas, ya que no pueden proporcionar suficiente valor a sus clientes.  Los componentes de una corporación –finanzas, gestión, recursos humanos y demás-, no pueden ser fácilmente cuantificados por el software. Las empresas de software vieron grandes posibilidades en la división de procesos empresariales en diversas fases, las cuales se ejecutarían eficientemente; pero la cosa no funcionó. Fader afirma que las compañías de software para empresas se diferencian entre ellas por el tipo de productos que ofrecen –unas se especializan en finanzas por ejemplo, y otras en gestión o recursos humanos-, pero no están lo suficientemente diferenciadas como para disfrutar de un nicho de mercado rentable a largo plazo.

 

Después de que SAP y Microsoft anunciasen la ruptura de sus conversaciones, Henning Kagermann, director ejecutivo de SAP, concedía entrevistas a varios periódicos. Así, Kagermann declaraba al Financial Times que en julio la empresa haría públicos los detalles sobre su estrategia para ampliar su participación en el negocio del software empresarial a través de pequeñas y medianas empresas. También señalaba que SAP estaba contemplando la posibilidad de adquirir empresas de pequeño tamaño, no sólo para proporcionar soluciones mejoradas a los clientes, sino también para aumentar su cuota de mercado y su cartera de clientes. En el informe dado a conocer el 7 de junio, SAP y Microsoft manifestaban no tener intención alguna de reanudar las conversaciones sobre la fusión. Pero en una entrevista con el New York Times, Kagermann decía: “Como profesional, nunca descartaría ninguna opción para la empresa”.

 

Una mala combinación

Sin embargo, Wu afirma que la fusión entre SAP y Microsoft no sería una buena combinación. “Sería muy complicado para estas dos empresas fusionarse. Me sorprendería que al final lo hiciesen. Si el objetivo es poder proporcionar verdaderos beneficios a los clientes, SAP o Microsoft podrían fusionarse con otras empresas. Ahora mismo cada una tiene ventaja en áreas diferentes. El único ámbito en el que coinciden es en el de software para empresas. Ahí se complementarían. Pero en general no veo dónde se va a crear valor para los clientes”. Con respecto a SAP, una fusión con cualquier otra empresa tendría sentido si el socio pudiese ayudar a SAP a mejorar la compatibilidad de su software con el de otros sistemas.

 

Wu afirma que SAP podría seguir teniendo una posición bastante fuerte por sí misma, ya que es uno de los principales competidores de software para empresas. Siendo estudiante de doctorado en Wharton, Wu y su colega Lorin Hitt llevaron a cabo un estudio donde mostraban que más del 75% de las empresas globales de la lista Fortune 1000 utilizan software de SAP. “El mercado de software empresarial es grande; mueve unos 30.000 millones de dólares y no va a disminuir”, dice Wu. “Además, va a seguir existiendo porque las empresas siguen necesitando dicho software”.

 

Competencia del código fuente abierto

Hunter, de Wharton, cree que SAP y otras compañías de software para empresas tendrán que enfrentarse durante los próximos años a la enorme competencia surgida por el movimiento de código fuente abierto. “Ahora sería un buen momento para que SAP fuese adquirida, ya que su precio sería muy alto. En cinco años veremos una caída en la capitalización de las empresas de software debido a pérdidas en la cuota de mercado. Hace cinco años se creía que eran una banda de chiflados, pero ahora las empresas están adoptando sistemas de código fuente abierto. IBM lo lleva haciendo desde hace años. Algunas empresas dicen que desvelarán los secretos de sus tecnologías; Apple ya lo ha hecho. En el mundo del software, el movimiento de código fuente abierto parece sólido. En realidad no ha dañado a empresas que ganan dinero proporcionando soluciones empresariales, como SAP y Oracle, pero sería un milagro que a largo plazo no les afectase”.

Fader dice que en la actualidad el movimiento de código fuente abierto es demasiado débil como para ser motivo de preocupación para SAP, Siebel y otras empresas de software. “Antes lo temían. Aún les preocupa. Pero al final no se ha convertido en el área de expansión que se creía que podría ser hace tres o cuatro años. Parte de ello se debe a las dificultades legales. Tampoco ha cumplido todo lo prometido. Tal vez lo más atractivo del código fuente abierto era su postura anti-Microsoft”.

 

En opinión de Hunter, Fader y Amit, tan sólo es cuestión de tiempo para que en el sector del software se produzcan grandes cambios. “En los próximos cinco años desaparecerán unas cuantas empresas”, decía Hunter. “Hay ciertas analogías con el sector automovilístico: al final habrá un relativamente pequeño número de empresas dominantes que tendrán una multitud de empresas suministradoras”.

“Al final quedarán en pie los mismos nombres de ahora: Microsoft, IBM y tal vez algunas empresas asesoras”, sugería Fader. “Ya está empezando a suceder. Creo que las conversaciones entre Microsoft y SAP ya están teniendo lugar. Y que en estos momentos se están diciendo Ojalá hubiésemos mantenido durante más tiempo el secreto”.

 

Tal y como dice Amit, “se tiende hacia la consolidación. Sería muy, muy difícil crear ahora otro Microsoft u otro Oracle, ya que el sector es maduro. Obviamente las capacidades y características del software son enormemente importantes. Pero también lo son las ventas, la distribución o la marca. Y en este caso veo enormes economías de escala y creo que de aquí va a surgir un sector del software mucho más concentrado. Pasará mucho tiempo hasta que esto ocurra, ya que existen literalmente miles de empresas. Pero será duro seguir siendo independiente.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"SAP, Microsoft y la futura consolidación del sector del software." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [14 julio, 2004]. Web. [22 May, 2019] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/sap-microsoft-y-la-futura-consolidacion-del-sector-del-software/>

APA

SAP, Microsoft y la futura consolidación del sector del software. Universia Knowledge@Wharton (2004, julio 14). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/sap-microsoft-y-la-futura-consolidacion-del-sector-del-software/

Chicago

"SAP, Microsoft y la futura consolidación del sector del software" Universia Knowledge@Wharton, [julio 14, 2004].
Accessed [May 22, 2019]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/sap-microsoft-y-la-futura-consolidacion-del-sector-del-software/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far