Gestión

Mayor flexibilidad y posibilidades de conciliar en un entorno laboral donde cada persona elige cuándo y con quién trabajar. Ésa es la filosofía impulsada por la economía colaborativa. Pero, ¿y los riesgos?