El teléfono inteligente promedio pesa alrededor de ciento cincuenta gramos; una tableta, algo menos de 1 Kg. Sin embargo, en 2014, el mundo se deshizo de 41,8 millones de toneladas métricas de productos electrónicos.

1-Meeting-the-E-waste-Challenge