Es preciso que se organice un esfuerzo heterogéneo en el sector público-privado para hacer frente al mensaje del extremismo, observa David N. Lawrence y otros autores en este artículo.

lawrence-1024x440-2