Después de años de esperanzas frustradas, podríamos estar cerca de conseguir grandes avances en el campo de la inteligencia artificial aplicada a las empresas gracias al aprendizaje profundo, dice Frank Chen, de Andreessen Horowitz.

ai-brain