Hoy en día, el artista “debe tratar su obra como un pequeño negocio, crear contenido con habilidad profesional, invertir en marketing y hacer que la gente hable de él”, escribe Cassia Peralta en este artículo.

artist-business