Cultivando el liderazgo total con autenticidad, integridad y creatividad

A medida que los escándalos erosionan la confianza en los altos ejecutivos corporativos y una inactiva economía mundial hace caer los ingresos y los beneficios, está claro que el mundo de los negocios se enfrenta a grandes retos y a un nuevo entorno. En estos tiempos es fundamental un nuevo enfoque respecto al liderazgo, opina Stewart D. Friedman , profesor de gestión en Wharton que recientemente ha vuelto de su estancia de dos años como director del Leadership Development Center (Centro de desarrollo del liderazgo) de la empresa Ford. Este enfoque, que él denomina “liderazgo total”, debe tener como objetivo crear de una manera más rápida y ágil medios para lograr mejores resultados empresariales.  Eso sólo puede ocurrir –afirma- si los líderes empresariales son auténticos, tienen integridad y son creativos en su trabajo, en su vida familiar y en sus relaciones con la comunidad.

 

Otra versión del artículo de Friedman se publicará próximamente en el Financial Times.

 

Es una nueva era para el liderazgo en los negocios. Las nuevas tensiones económicas, sociales y culturales demandan que a todos los niveles de la organización los líderes empresariales encuentren otra manera de aunar su visión sobre el liderazgo, su escala de valores y sus decisiones cotidianas con el fin de lograr determinados resultados tanto en el trabajo, como en el hogar, la comunidad y también para ellos mismos.

 

El artículo trata sobre el desarrollo del “liderazgo total”, un enfoque diseñado para superar los actuales retos. Respecto a concentrar toda la atención en los conceptos y herramientas necesarios para mejorar los resultados, este enfoque es parecido a los modelos tradicionales de liderazgo para los negocios. Difiere no obstante en el grado de importancia que se le concede a la propia persona y en la generación de sinergias a través de todos los ámbitos de la vida -tradicionalmente visto como algo conflictivo y que puede lograrse cambiando de mentalidad y desarrollando nuevas habilidades- para conseguir los resultados que interesan.

 

Para lograr tener éxito en el nuevo entorno empresarial es necesario que el liderazgo y la vida sean piezas de un mismo puzzle. El enfoque de liderazgo total es una guía sobre cómo integrar el trabajo, la vida familiar, la comunidad y a uno mismo tanto para aumentar los resultados empresariales como para enriquecer tu propia vida. La poderosa combinación de una mayor autenticidad (ser auténtico), integridad (ser íntegro), y creatividad (ser innovador) hará que se consigan los objetivos tanto en el trabajo como en los demás aspectos de la vida.

 

Haciendo frente a los retos de un nuevo entorno empresarial  

Consideremos estas tendencias:

 

  • A pesar de la actual recesión, la evolución del mercado laboral y las tensiones competitivas continúan apuntando a lo importante que es ganar la guerra del talento. Las empresas que sean las mejores en la capitalización de sus recursos humanos adquirirán ventajas competitivas.
  • Los valores de los trabajadores han cambiado. Los que se acaban de incorporar y los profesionales del ámbito de la empresa con experiencia están buscando oportunidades para tener una vida completa y también un trabajo relevante. Hay una menor disposición a sacrificar lo primero por lo segundo.
  • Ahora las organizaciones son menos jerárquicas. Tramos de control más amplios significan que los empleados toman más decisiones. El liderazgo empresarial ya no se limita únicamente a los altos ejecutivos; tiene lugar en todos los niveles.
  • Nuevas formas de organización como las alianzas y asociaciones –algunas superando las fronteras regionales y nacionales- obligan a los líderes a tratar con relaciones ambiguas e intereses divergentes de los distintos grupos interesados.
  • La credibilidad de los líderes corporativos está baja escrutinio a la luz de los últimos escándalos empresariales, con los que se inició una llamada a la integridad y a la responsabilidad con la sociedad.
  • Los padres trabajadores necesitan nuevas fuentes y apoyos para poder cuidar bien de sus hijos. Aquellos pertenecientes a la generación del baby boom que se acercan a su jubilación necesitan nuevas formas de asistencia para cuidar de sus padres y de ellos mismos.
  • En el mundo surgido tras el 11-S existe un renovado interés en hacer contribuciones significativas a la sociedad, en salvar al mundo y hacer que cada día sea importante.

 

Luego también tenemos Internet. En estos tiempos extraordinarios no hay un sólo día en que no oigamos o leamos sobre un nuevo descubrimiento, invento o iniciativa empresarial que afectarán a nuestras vidas. Los nuevos medios de comunicación están virtualmente transformando cada aspecto de las acciones humanas, necesitándose nuevas habilidades para desenvolverse en un entorno de 24 horas al día y 7 días a la semana en el que uno puede trabajar a cualquier hora y en cualquier lugar. La nuestra es la primera generación para la cual el cuándo, dónde y cómo trabajar no están determinados por las fuerzas de la naturaleza. Nuestras elecciones son personales e intentamos encontrar los mejores medios para determinar cuándo, dónde y cómo satisfacer las demandas de los grupos interesados en todos los ámbitos de nuestra vida.

 

Capitalizar la oportunidad de una mayor flexibilidad y control sobre el tiempo y el espacio significa aprender a gestionar las barreras entre los diferentes ámbitos de nuestras vidas, tener cierta estabilidad psicológica y simultáneamente desarrollar la confianza y el apoyo necesarios para hacer cosas importantes. Las barreras entre los diferentes aspectos de la vida se están haciendo más permeables y flexibles, ya que por ejemplo hay personas que trabajan a distancia e interactúan desde sus casas con colegas y clientes en tiempo real y de manera sincronizada a través de los mensajes instantáneos o el correo electrónico.Además, disponen de nuevas herramientas para aprender continuamente a través de cursos electrónicos y seminarios virtuales interactivos. El liderazgo debe tener todo esto en cuenta y evaluar en base a los resultados obtenidos y no al “tiempo presencial”.

 

Un nuevo tipo de liderazgo

¿Qué tipo de liderazgo se necesita para hacer frente a este arsenal descontrolado de retos sin precedentes? Los líderes a todos los niveles ahora tienen que gestionar recursos (por ejemplo, capital financiero, humanos y social; tecnología y nuevos modelos empresariales) para conseguir sinergias a través de los diferentes campos de actuación de los grupos interesados. La disciplina del liderazgo total genera medios más rápidos y ágiles para conseguir mejores resultados empresariales en la economía global del “cuando sea y donde sea”. Asimismo le resta importancia al tiempo presencial y se concentra más bien en cómo iniciar las innovaciones tanto dentro como entre los diferentes ámbitos de la vida para lograr mejores resultados en todos y cada uno de ellos.

 

Entre los resultados empresariales tenemos el aumento de la motivación y del compromiso, una mayor eficiencia en los procesos productivos, una reducción de la duración de los ciclos, menores costes y un mayor impacto del consumidor tanto a través de la cadena de valor como de un mayor compromiso en la vida familiar y comunitaria. Si los empleados tienen un mayor control sobre aspectos particulares de sus vidas, habrá una mayor capacidad para atraer y retener a los mejores talentos. Logrando el equilibrio entre los valores y los hechos se consiguen acciones con mayor componente ético, de mayor fuerza y con una relación más estrecha con la comunidad, y asimismo se reduce la tensión y el estrés asociado a una mala relación entre el trabajo y otros aspectos de la vida.

 

Estas son las buenas noticias, las oportunidades. Como pioneros en una nueva medida empresarial tenemos en nuestras manos la tarea de transformar lo que significa el trabajo en nuestras vidas y en nuestro mundo. Todo se reduce a ser auténtico, íntegro y creativo, promoviendo así que los que te rodean hagan lo mismo.

 

La autenticidad -ser auténtico-, surge cuando los líderes se comportan en consonancia con su escala de valores. Los líderes deben definir y estructurar un futuro que incluya los diversos valores y estilos de vida de todos los empleados. Sus acciones diarias deben estar en concordancia no sólo con los valores personales sino también con los principales valores de la empresa. Deben delegar para conseguir confianza, construida sobre fortalezas, e incrementar el compromiso con los objetivos comunes a través de un diálogo auténtico con los principales grupos interesados -las personas que más les importan-, en todos los aspectos de la vida.

 

La integridad -ser íntegro-, surge cuando los diferentes aspectos de la vida encajan de forma coherente y consistente. ¿Cómo consiguen esto los líderes? Deben ser responsables de captar las sinergias a través de todos los aspectos de su vida: en el trabajo, en el hogar, en la comunidad y en ellos mismos tanto en su salud, crecimiento espiritual y ocio. Deben conseguir el equilibrio entre los intereses de los diferentes grupos para conseguir objetivos comunes, así como fijar, mantener y respetar los límites que les permiten crear valor en el trabajo y en otros aspectos de sus vidas. Y deben invertir en capital social para cultivar las redes y asociaciones que proporcionen el apoyo necesario para conseguir los resultados que realmente importan.

 

La creatividad -ser innovador- surge cuando los líderes cuestionan los supuestos tradicionales y experimentan continuamente cómo se hacen las cosas, promoviendo activamente e incluso iniciando el cambio. Necesitan replantearse cómo finalmente el trabajo queda hecho, pero utilizando un enfoque en el que se primen los resultados y haya flexibilidad a la hora de elegir cómo, cuándo y dónde se va a hacer esa tarea. Deben experimentar con nuevos métodos de trabajo y nuevas herramientas de comunicación para lograr más fácilmente los resultados esperados. Deben confiar menos en los métodos de trabajo tradicionales, así como del tiempo presencial y de la asignación de recursos, y al mismo tiempo utilizarlos de una manera más inteligente para construir un clima de confianza cuando sea necesario y también aprovecharse de la flexibilidad y el control que proporcionan los medios de comunicación virtual.

 

Tomemos el caso de Jack Smith, un ejecutivo de tecnologías de la información en una gran empresa de fabricación. Como resultado de la inversión de su tiempo y energía en el programa de liderazgo total, inició una serie de innovaciones en su trabajo y en su vida personal que hicieron mejorar su habilidad para hacer bien las cosas importantes. Ahora trabaja de manera más inteligente y flexible, desarrolla la tecnología más eficientemente y está continuamente experimentando mejores modos de encontrar el equilibrio entre sus acciones cotidianas y su escala de valores así como los valores de la empresa, e insiste en que sus empleados hagan lo mismo. Los resultados han sido significativos, ya que los principales grupos de su trabajo, hogar y comunidad han mostrado gran satisfacción con sus resultados.

 

Recientemente Smith ha manifestado, casi dos años después de completar el programa, cuál ha sido el impacto más duradero: ahora piensa y opina de manera diferente respecto a cómo su trabajo se adecua a la clase de líder que quiere ser en todos los aspectos de su vida. Experimenta una mayor sensación de autenticidad e integridad. No sólo le ha cambiado la manera de pensar sino que también tiene una mayor confianza en sus habilidades como líder para dirigir cambios para obtener mejores resultados para su organización, para la gente relevante de su vida y para él mismo. El resto de este artículo describe cómo las empresas pueden hacer que esto ocurra.

 

Desarrollando el liderazgo total

El liderazgo total comprende la totalidad de tu vida: tu vida en el trabajo, tu vida en el hogar, tu vida en la comunidad y tu desarrollo personal. Este enfoque reconoce que las expectativas de la gente que está relacionada contigo en cada uno de estos ámbitos puede afectar, y de hecho afecta, los resultados de los demás ámbitos. Las necesidades de los múltiples ámbitos normalmente son vistas como antagónicas y contrarias. Sin embargo, existe la posibilidad de que haya beneficios comunes entre los diferentes ámbitos, los cuales podrían ser explotados si se tiene claro qué es lo importante, si se reconoce y apoya a la persona y si continuamente se están experimentando nuevos métodos. El liderazgo total se basa en influir sobre esas sinergias adoptando un enfoque sistemático que cree armonía entre diferentes aspectos de la vida y mejore los resultados en cada uno de ellos para así ser un mejor líder en todos los ámbitos de la vida.

 

El enfoque del liderazgo total tiene como objetivo mejorar los resultados y generar autenticidad, integridad y creatividad. Ahora se sabe que uno de los medios básicos a través de los cuales se desarrolla la capacidad de liderazgo es tener que enfrentarse a retos. Los participantes en el programa de liderazgo total diseñan e implementan innovaciones sobre cómo, cuando y dónde se hacen las cosas ayudados por las valoraciones y el apoyo prestado por tutores personales a través de la Red. Aprenden a pensar de nuevas y creativas formas adoptando una mentalidad experimental, y adquieren nuevas habilidades para mejorar de una manera notable sus resultados en el trabajo, en el hogar, en la comunidad y también para sí mismos.

 

Aprendizaje mediante la práctica: Juicio, análisis y acción

Desarrollar el liderazgo total no es tan sólo un ejercicio académico. Incluye aprender de la experiencia a través de la valoración, el análisis y la acción. El programa puede ser llevado a cabo por cualquier tipo de organización y adaptado para cumplir determinados requisitos financieros. Normalmente dura unos cuatro meses, durante los cuales en primer lugar los participantes aprenden los principios claves. Pueden realizar autoevaluaciones y analizarlas. Trabajan con compañeros y formadores en una comunidad de prácticas -tanto presencial como virtualmente- donde se construye el apoyo y se mejora tanto el nivel de compromiso como de responsabilidad. Inician conversaciones con los principales grupos interesados pertenecientes a todos los ámbitos de la vida, llevan a cabo experimentos diseñados para mejorar los resultados en todos los aspectos de la vida, reúnen datos, reflejan las lecciones aprendidas sobre el liderazgo y finalmente enseñan esas lecciones a otros. Se necesita tiempo para las sesiones de formación y entrenamiento -lo ideal serían tres sesiones de tres días de duración cada seis semanas- pero el verdadero esfuerzo tiene lugar en la vida diaria, no durante las sesiones.

 

Al inicio del proceso los participantes empiezan a familiarizarse con tres principios básicos y cómo conseguir los objetivos:

  • Tener claro qué es importante;  autenticidad, ser auténtico.
  • Reconocer y apoyar la totalidad de la persona; integridad, ser íntegro.
  • Experimentar continuamente cómo se hacen las cosas; creatividad, ser innovador.

 

Los participantes acaban comprendiendo estos principios analizando los casos reales de anteriores participantes, tanto profesionales de los negocios como estudiantes de empresariales. En estos casos se les ofrece una serie de valoraciones diseñadas para incrementar la propia conciencia, se intenta que comprendan las expectativas de los principales grupos de interesados pertenecientes a los cuatro aspectos de nuestra vida y cómo interactuar con estos grupos; se les prepara para ser innovadores sobre el cómo, cuándo, y dónde se hacen las cosas. Los objetivos de estos experimentos son incrementar los resultados de la empresa, enriquecer sus vidas, pensar de una nueva manera sobre qué significa el trabajo en sus vidas y aprender nuevas habilidades para hacer frente a los retos inherentes al liderazgo.

 

El enfoque del liderazgo total trata sobre mejorar los resultados. Este enfoque no es una filosofía sobre cómo encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Es más, no está basado en una mentalidad de suma cero en la que hay que escoger entre dos opciones y conseguir éxito en un aspecto de la vida implique fracasar en otro. Y no sólo es válido para la población trabajadora. El liderazgo total se basa en lograr beneficios mutuos. Si los participantes no mejoran los resultados de la empresa como consecuencia de sus esfuerzos creativos para mejorar su capacidad de liderazgo total, entonces el programa habrá fallado.

 

Sentando las bases para las acciones innovadoras: valoración y análisis

Las valoraciones iniciales contribuyen a tener claro qué es importante. Los participantes escriben sobre el tipo de líder en el que quieren convertirse y sobre las contribuciones que quieren hacer a los cuatro grandes ámbitos de su vida: el trabajo, el hogar, la comunidad y ellos mismos. Así, evalúan la importancia relativa de cada área, la cantidad de tiempo y energía dedicada a cada una de ellas y el actual nivel de satisfacción con los resultados en cada una. Finalmente dibujan un mapa de ámbitos, una representación gráfica sobre qué valores y acciones de los cuatro ámbitos son compatibles, representados por cuatro círculos -dibujados por los participantes-, que se sobreponen en la medida en que los diferentes ámbitos son compatibles entre sí.

 

A partir de esta primera valoración, los análisis y los debates con los formadores, los participantes adquieren nuevos puntos de vista como los siguientes:

  • Los buenos líderes entienden muy bien sus propios valores y las prioridades del liderazgo y los adaptan continuamente a medida que maduran o las condiciones cambian.
  • Tener claro qué es importante ayuda a los líderes a identificar donde se encuentran los mayores vacíos en sus vidas y las vidas de la gente que más les importa.
  • Dar prioridad a lo que es importante permite a los líderes crear planes de acción para estrechar las diferencias existentes entre los resultados deseados y los logrados en el trabajo, en el hogar, la comunidad y en ellos mismos.
  • Hay una diferencia entre la presencia física y psicológica; esto es, uno puede estar físicamente presente pero mentalmente en otro sitio.
  • Los líderes que tienen claro como gestionar la permeabilidad entre los limites en y entre los diferentes ámbitos de la vida están más satisfechos y son más efectivos que aquellos que no.
  • Comprender los objetivos específicos para mejorar los resultados en cada ámbito de la vida, y cómo las acciones de un ámbito afectan a otros, es crucial para conseguir mayor autenticidad e integridad.

 

El siguiente grupo de valoraciones se centra en los principales grupos interesados: la gente que es más importante en el trabajo, en el hogar y en la comunidad. La cuarta pieza del rompecabezas es uno mismo. Estas valoraciones ayudan a los participantes a comprender la importancia del reconocimiento y apoyo a la totalidad de la persona. Los participantes identifican las expectativas de los grupos de interesados de cada uno de los ámbitos de la vida: las expectativas respecto a los resultados que tus grupos de interesados tienen en ti y en contrapartida, lo que tú esperas y necesitas de ellos. El gráfico con los diferentes grupos de interesados muestra hasta qué punto las expectativas en los cuatro ámbitos se cumplen en la actualidad y para cada grupo de interesados y cada ámbito muestra donde se producen las diferencias entre los resultados deseados y reales.

 

A partir de esta serie de valoraciones y análisis, además de sesiones formativas, los participantes adquieren nuevos puntos de vista como los siguientes:

 

  • Gracias al reconocimiento y apoyo de la totalidad de la persona los líderes pueden influir sobre los activos y los recursos de un ámbito de la vida para conseguir resultados en otros ámbitos.
  • Los líderes totales respetan los límites entre los diferentes aspectos de la vida y se dan cuenta del potencial de fijar y mantener estos límites para lograr mejores resultados.
  • Es necesario conversar con los grupos de interesados para clarificar y negociar los resultados esperados, así como para diseñar nuevos modos para conseguirlos.
  • Es posible lograr los objetivos en determinado aspecto de tu vida generando valor en otros ámbitos (por ejemplo, ser mejor padre me hace ser mejor jefe; las inversiones en la comunidad podrían generar mayores contribuciones para el negocio; un estilo de vida más sano podría hacer que aumentase el rendimiento en el trabajo).

 

La mayoría de los profesionales del mundo de los negocios se encuentran atrapados por las demandas impuestas por toda la cantidad de información que les llega las 24 horas del día. La siguiente valoración ayuda a los participantes a ver cómo pueden navegar en el mundo virtual de una manera más inteligente utilizando los nuevos medios de comunicación (herramientas electrónicas como el correo electrónico habitual y por voz -o voice mail-, los mensajes instantáneos y otros medios de comunicación virtual) para conseguir mejores resultados en todos los ámbitos de la vida. Se evalúan los patrones de interacción para mostrar a los participantes como las diferentes formas de comunicación (cara a cara; sincronización virtual – mismo tiempo pero diferente lugar-, a través del teléfono, la videoconferencia, los mensajes instantáneos; o asincronía virtual -diferente lugar y tiempo-, con el voice mail y el correo electrónico) pueden ser utilizadas de una manera creativa para cumplir las expectativas de los grupos interesados. Los puntos de vista que surgen después de estas valoraciones son entre otros:

 

  • El uso creativo de los nuevos medios de comunicación posibilita la flexibilidad y el control sobre dónde, cuándo y cómo se hacen las cosas, y esto puede conducir a mejores resultados y mayor conexión con los grupos de interesados en todos los ámbitos.
  • Es posible aprender a evitar como ser aplastado por la riada de información que se recibe en el mundo virtual. Utilizadas de una manera inteligente, rápida y habilidosa, las herramientas electrónicas pueden ayudar a conseguir buenos resultados y no necesitan obtener una respuesta inmediata.
  • Los líderes inteligentes tienen un conocimiento laboral de las ventajas y desventajas de los diferentes modos de comunicación y de cómo utilizar el medio adecuado. Por ejemplo, hay ocasiones en las que la comunicación cara a cara puede ser reemplazada por la virtual -cuando ya hay confianza- y otras veces en las que el cara a cara es irremplazable -cuando el contenido emocional sea alto.
  • Se necesita práctica y disciplina para aprender cómo seguir centrado mientras te mueves rápida y diplomáticamente de un ámbito a otro; esto es, desarrollar la habilidad de la “inmutabilidad” para modificar los puntos de vista de un grupo de interesados de una manera inteligente y rápida.

 

Las últimas valoraciones se centran en los aspectos de la propia persona en los que muchos participantes quieren mejorar: teniendo más equilibrio espiritual, consiguiendo salud física y emocional y el uso de la relajación y del ocio para mejorar los resultados de la empresa y enriquecer sus vidas. Esto incluye un análisis sobre cómo la salud emocional, espiritual y física afecta a nuestro sentido de la autenticidad, integridad y a nuestra capacidad para conseguir los objetivos del liderazgo en el trabajo, el hogar y la comunidad. El diagnóstico sobre la actividad nutritiva y física describe los beneficios de una buena dieta; las aportaciones calóricas adecuadas o la tensión cardiovascular y el ritmo cardiaco. También se menciona cómo crear y mantener un estilo de vida saludable.

 

Comienza la acción para mejorar los resultados de la empresa y enriquecer nuestras vidas. En este punto a los participantes se les ha guiado a través de la interpretación de sus propias valoraciones para identificar cómo pueden diseñar experimentos para llevar a cabo acciones que mejoren los resultados en más de un ámbito; esto permite una mayor flexibilidad y control sobre dónde, cuándo y cómo se hace el trabajo, lo cual a su vez incrementa la sensación de autenticidad e integridad en sus vidas. A continuación diseñan innovaciones para movilizar los recursos con el objeto de generar cambios, poniendo en práctica el tercer principio: experimentando continuamente cómo se hacen las cosas. Los participantes están ahora preparados para explorar sistemáticamente una serie de soluciones potenciales para mejorar las relaciones con los principales grupos de interesados y hacer posible que se satisfagan las previsiones del ámbito del trabajo, el hogar, la comunidad y de uno mismo.

 

Esta fase se basa en la acción. En conversaciones con los formadores se tratan los retos de la implementación. Después de la extensiva preparación el primer paso es tener entrevistas con los principales grupos de interesados para aclarar y negociar cuáles son las expectativas. Posteriormente y a través de una formación práctica, benchmarking (evaluación de indicadores de competitividad), lecturas, clases y las experiencias de antiguos participantes y líderes empresariales, los participantes aprenden nuevos conceptos y herramientas para realizar -de manera decidida y ética-, cambios conducentes a lograr los resultados esperados. Algunos de los siguientes temas son objetivos durante la fase de formación y acción:

 

  • Experimentar requiere un pensamiento innovador sobre cómo lograr los objetivos en el trabajo, el hogar, la comunidad y para uno mismo.
  • Los pequeños experimentos (pilotos o innovadores) son útiles para iniciar una nueva manera de pensar cómo se pueden conseguir los objetivos y para ganar legitimidad en iniciativas más ambiciosas.
  • Es necesario incrementar el capital social -redes de apoyo- para lograr sinergias entre los diferentes ámbitos.
  • Para hacer que las expectativas de los grupos de interesados coincidan, tanto en como entre los diferentes ámbitos de la vida de los líderes, éstos deben ser políticamente astutos negociadores.
  • El liderazgo conlleva mejorar la capacidad de las personas a tu alrededor para que consigan sus objetivos con una mayor autenticidad, integridad y creatividad en sus vidas.

 

Los participantes dan y reciben formación sobre cómo diseñar experimentos útiles y definir planes de acción para dar inicio a las innovaciones. Una parte importante de esta fase es asegurar que se establece un ritmo adecuado durante el proceso de entrenamiento y no sólo en el trabajo (como mejores relaciones con los miembros de la familia, mayores contribuciones a la comunidad y a la sociedad y una mejor salud) para incorporar la información a los experimentos. Gracias a este feedback se actualiza y maximiza el potencial de aprendizaje de las lecciones sobre liderazgo.

 

Los experimentos son oportunidades para probar nuevos enfoques, para obtener pequeñas victorias en el camino hacia el tipo de líder que se quiere llegar a ser. En este proceso de desarrollo del liderazgo siempre se espera mejorar los resultados en todos los ámbitos, y el único fallo que se puede cometer es no aprender.

 

Por último, los participantes desarrollan un gran aprecio por el papel que desempeñan los líderes como agentes de las transformaciones culturales. Así, utilizan las lecciones aprendidas a partir de sus experimentos para enseñar y desarrollar otros en sus organizaciones y con los grupos de interesados en otros ámbitos de sus vidas. Cuentan historias para expresar la esencia de su paso por el proceso de liderazgo y al difundirlas se convierten en parte del movimiento base de sus organizaciones, diseminando los conocimientos útiles sobre cómo mejorar los resultados con autenticidad, integridad y creatividad.

 

Resultados

El enfoque de liderazgo total funciona porque las ideas innovadoras para mejorar los resultados proceden y son implementadas por gente que quiere conseguir una mayor autenticidad, integridad y creatividad en sus vidas. No se trata de ejecutar el más novedoso programa corporativo top-down (de arriba abajo) para reducir costes, mejorar la productividad y aumentar la calidad de vida. A los participantes se les brinda la oportunidad de desarrollar una nueva manera de pensar sobre el liderazgo y nuevas herramientas para movilizar los recursos con el fin de lograr objetivos con valor. Son responsables de su diseño e implementación. El resultado es un alto nivel de compromiso y seguimiento ya que los participantes están involucrados de lleno en la adopción de cambios para lograr los objetivos que consideran importantes para ellos y para las personas relevantes de su vida.

 

En un programa de liderazgo total de una empresa -el cual comprendía 35 managers potenciales procedentes de diferentes países-, se obtuvieron los siguientes resultados financieros, que fueron verificados por los responsables financieros de las empresas en que estaban empleados los participantes:

 

* Reducción de costes:                  1,5 millones de dólares

* Ahorro en costes:                      4,3 millones de dólares

* Nuevos ingresos:                       0,7 millones de dólares

* Mejoras en productividad:          0,5 millones de dólares

 

Además del rendimiento obtenido por sus inversiones, en el desarrollo de su capacidad de liderazgo total los participantes afirmaron haber mejorado sus relaciones con los empleados y los clientes. También describieron “con manifiesta emoción” los cambios reales que se habían producido con los grupos de interesados en sus hogares y en la comunidad, así como las mejoras en la salud, el crecimiento espiritual y la mejor utilización del tiempo de ocio.

 

Quizá lo más importante es que prácticamente todos los participantes manifestaron cambios evidentes en su manera de pensar sobre el trabajo y el significado que éste tiene en sus vidas. Se dieron cuenta del valor tanto de la nueva mentalidad experimental como de las nuevas habilidades para mejorar los resultados con autenticidad, integridad y creatividad. Las lecciones aprendidas fueron profundizadas y ampliadas cuando se enfrentaron al reto de tener que enseñar a otros participantes o contar experiencias sobre su paso por el programa de liderazgo a otros miembros de sus organizaciones y en otros ámbitos de sus vidas.

 

Se han obtenido resultados similares en otros entornos empresariales, y tanto con alumnos universitarios como con estudiantes de un MBA. Al igual que todas las iniciativas de desarrollo y cambio del liderazgo -y en esto el enfoque de liderazgo total no difiere-, el éxito depende en buena medida de su diseño específico, de tal forma que se puedan satisfacer las necesidades de la población a la que se dirigen. Este enfoque proporciona una estructura para aprender y mejorar los resultados que sólo funciona si se aplica cuidadosamente teniendo en cuenta las necesidades de cada individuo y negocio.

 

La mayoría de los líderes empresariales tienen conocimientos y habilidades necesarias para hacer frente a los retos de hoy en día. No obstante, todos ellos necesitarán desarrollar su capacidad de liderazgo total para estar al frente de la competencia en el rápido y cambiante entorno empresarial del siglo XXI.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Cultivando el liderazgo total con autenticidad, integridad y creatividad." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [03 marzo, 2003]. Web. [22 November, 2014] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/cultivando-el-liderazgo-total-con-autenticidad-integridad-y-creatividad/>

APA

Cultivando el liderazgo total con autenticidad, integridad y creatividad. Universia Knowledge@Wharton (2003, marzo 03). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/cultivando-el-liderazgo-total-con-autenticidad-integridad-y-creatividad/

Chicago

"Cultivando el liderazgo total con autenticidad, integridad y creatividad" Universia Knowledge@Wharton, [marzo 03, 2003].
Accessed [November 22, 2014]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/cultivando-el-liderazgo-total-con-autenticidad-integridad-y-creatividad/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far