Nissan se prepara para un futuro de vehículos autónomos

cars-china

En un futuro en el que los vehículos autónomos serán la norma, ¿menos personas estarán dispuestas a comprar un coche? El fabricante japonés Nissan está pensando acerca de este y otros escenarios para el futuro del transporte, además de haciendo investigación de productos para posicionarse de cara al futuro.

En una entrevista con Knowledge@Wharton, Megan Neese, directora senior de Nissan Future Lab, habló sobre las metas y los productos de su grupo. Neese también asistió de forma reciente al congreso “Ruptura digital y usuarios finales empoderados“, patrocinado por el Instituto Mack de Gestión de la Innovación de Wharton (Mack Institute for Innovation Management).

A continuación, la versión editada de la entrevista.

Knowledge@Wharton: ¿Qué es el Nissan Future Lab?

Megan Reese: Somos un equipo interdisciplinario y nuestro objetivo es prepararnos para un futuro más electrificado, autónomo y conectado. Esto significa tratar de entender los diferentes modelos de negocio, diferentes experimentos, diferentes necesidades de los consumidores que es necesario abordar.

Knowledge@Wharton: ¿El laboratorio pertenece a Nissan? ¿O es sólo una joint venture con otra empresa?

Neese: En realidad, el laboratorio pasó de forma reciente de Nissan Motor a la alianza Nissan-Renault. Trabajamos por la marca Nissan, Renault, Infiniti, Datsun, básicamente todas las diferentes marcas de la cartera de la alianza Nissan-Renault. Cada proyecto es individualizado, las empresas son diferentes, y de eso depende el impacto de nuestra investigación, así como de aquellos a quienes va dirigida.

Knowledge@Wharton: ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

Neese: Estamos estudiando el futuro de las ciudades y cómo la forma y la manera en que las vivimos está cambiando. Creemos que, teniendo en cuenta que vivimos y nos movemos de diferentes maneras, es posible que precisemos diferentes tipos de productos. Desde hace algún tiempo estamos estudiando productos que no son tan grandes como los automóviles tradicionales. Tenemos un experimento en marcha en San Francisco, en asociación con Scoot Networks, en que presentamos un nuevo concepto de movilidad ─ un vehículo en tandem, de cuatro ruedas, dos asientos, más grande que un ciclomotor pero más pequeño que un coche. Estamos tratando de comprender este espacio. ¿La gente en las ciudades que se mueve de forma diferente necesita un tipo diferente de producto que cumpla con este cambio de comportamiento?

Knowledge@Wharton: ¿Están los vehículos diseñados para moverse dentro de la ciudad? ¿O también pueden transitar por la autopista?

Neese: En EE.UU., su velocidad máxima es de 40 km/h, debido al tipo de producto ─ es decir, se trata de un coche eléctrico de circulación local. En otros países, el vehículo puede moverse a lo largo de la autopista, pero en EE.UU., está hecho para promover su uso en la ciudad. En un lugar como San Francisco, donde tal vez alguien querría volver a casa en bicicleta, pero se encuentra con muchas colinas, la opción del transporte motorizado, más seguro y mayor que una bicicleta, es posiblemente más resistente a las inclemencias del tiempo [sin tener que hacer frente al tráfico y el aparcamiento] podría ser una alternativa interesante. [Scoot permite al usuario recoger vehículos en una estación y dejarlos en otra, como se hace con las bicicletas].

Knowledge@Wharton: ¿Cómo encaja este concepto de movilidad en los objetivos de negocio globales de Nissan?

Neese: Revela con precisión la naturaleza de lo que hace Future Lab. Lo que siempre estamos tratando de averiguar es: “¿Cuáles son las diferentes oportunidades que estarían a nuestro alcance como fabricante de coches y qué tipos de oportunidades tienen sentido para nuestro negocio?”

En el ejemplo de Scoots Network, podemos estudiar un negocio que es un nuevo tipo de servicio; un nuevo tipo de asociación que proporcionaría productos a un proveedor de servicios diferente. Podemos analizar un nuevo tipo de producto que, en general, no ofrecemos actualmente en el mercado estadounidense.

Estamos analizando varias cosas diferentes solo con un ejemplo o experimento. Pero lo que llevaremos de vuelta a nuestros ejecutivos es exactamente eso. Vamos a analizar qué diferentes cosas hemos aprendido para nuestro negocio y lo que significa y para qué debemos prepararnos. ¿Hay que comenzar a estructurar este tipo de servicios?

Estamos aprendiendo, inclusive, cosas como: para que el vehículo funcione con el software Scoot, tendríamos que estructurar una API [interfaz de programación de aplicaciones], por lo que el software puede hablar de manera efectiva al vehículo para saber dónde está. Este tipo de integración entre el software y el hardware es algo que quizás, en el futuro, debemos planificar para más vehículos […] Son pequeños aprendizajes de este tipo los que pueden ayudar a proporcionar apoyo para el desarrollo y la planificación de nuevos productos en el futuro en diferentes regiones y marcas. Esto es en realidad nuestro objetivo.

Knowledge@Wharton: ¿Podría hablar un poco más sobre el proyecto de coche sin conductor?

Neese: Tenemos un grupo de vehículos autónomos en Silicon Valley que forma parte del Centro de Investigación de Nissan. El líder de este grupo es Maarten Sierhuis, que ha estado trabajando durante mucho tiempo con vehículos autónomos… [Como parte de este trabajo, Nissan ha explorado diversas tecnologías, incluyendo una en que] aplaude y las sillas se organizan solas en torno a una mesa de reuniones. Son pequeños experimentos que muestran cómo lo autónomo cobra vida desde un punto de vista técnico.

Desde la perspectiva de Future Lab, estamos muy interesados en eso desde el punto de vista del consumidor. Estamos tratando de entender “cómo el efecto autónomo afecta a la vida diaria de las personas”. ¿Cambia la manera en que uno realiza la compra en el supermercado? Tal vez sus compras lleguen sólo por la noche. Tal vez haya una necesidad completamente diferente para un tipo de vehículo que conduciría en comparación con el vehículo autónomo ─ o ambos, o alguna combinación. Lo que estudiamos es, de hecho, un intento de planear un escenario. ¿Cuáles son estos diferentes futuros desde la perspectiva del usuario, y de qué modo una tecnología autónoma puede afectar su vida cotidiana y sus necesidades de movilidad?

Knowledge@Wharton: Yo no creo que nunca haya oído hablar de un escenario en el que un vehículo autónomo se comporte como un vehículo de reparto de compras.

Meese: Este es exactamente el tipo de cosas que exploramos y nos imaginamos. ¿Qué tipo y qué modelo de vehículo sería? Creo que hay mucha discusión acerca de las pruebas tecnológicas que están teniendo lugar por ahí, en la carretera. Cosas que las empresas están probando y en que están trabajando. ¿El vehículo sabrá cambiar de carril? ¿Sabrá parar y luego seguir adelante? ¿Cuáles son los requisitos técnicos para esto? Sin embargo, lo que nos interesa realmente saber es cómo cambia por qué se va a un lugar determinado o cuándo se va. Muchas de las razones por las que hoy en día entramos a un coche pueden ser fundamentalmente diferentes si la tecnología fuera autónoma.

Knowledge@Wharton: ¿Cuáles son, en su opinión, algunos de los límites de los vehículos autónomos, especialmente en los ámbitos de la seguridad y el riesgo?

Neese: Es un nuevo horizonte; también es una nueva tecnología. Por lo tanto, al igual que cualquier nueva tecnología, requiere estudio, desarrollo y creación de prototipos, así como tener una perspectiva de tiempo en la carretera. Al igual que cualquier otro producto que probamos, hay que enviarlo a pasar muchas pruebas. En nuestro trabajo, estamos muy interesados en las cosas que podría hacer, pero que aún no podemos imaginar. Estas son cosas que requieren una preparación compleja. Aquí es donde se vuelve importante la experimentación y finalmente se hace realidad.

Gran parte del trabajo que hemos realizado gira en torno a lo que llamamos “laboratorios vivos”, que es una mezcla de investigación de mercado y desarrollos ágiles de los procesos en que conseguimos llevar a la vida ejemplos del futuro ─ de diez a 15 personas experimentan un nuevo producto o un nuevo servicio o un nuevo software limitado y guiado por la investigación. Así que no es como si estuviésemos lanzando algo, estamos haciendo una prueba con un pequeño grupo de personas que entienden o saben lo que están testando y por qué.

Knowledge@Wharton: ¿Cuáles son otras tendencias innovadoras en el transporte?

Meese: Suceden muchas cosas en el sistema de una ciudad. Estamos muy interesados en cómo la infraestructura y la planificación urbana cambian la forma y el aspecto de las ciudades, y cómo afecta al coche. Afecta incluso a algo tan simple como las normas de estacionamiento. El aparcamiento está regulado de acuerdo con los principios arquitectónicos. Por lo tanto, un nuevo edificio debe tener una cierta cantidad de lugares de estacionamiento y esos lugares tienen un cierto tamaño. Necesitamos que sean capaces de satisfacer las necesidades normales del tipo de vehículo en función del tamaño. Cuando nos fijamos en las ciudades que están luchando con las principales cuestiones de la densidad, la congestión y el crecimiento ─ por ejemplo, el Área de la Bahía, en San Francisco, es una enorme área metropolitana ─ allí vive un número de personas en […] una comunidad grande, vibrante y equitativa. Esto significa que la planificación urbana está comenzando a desarrollar diferentes tipos de reglas y diferentes tipos de edificios para ese futuro.

Ya se empieza a ver, sobre todo en el Área de la Bahía, las iniciativas que cumplen con los objetivos de CO2 mediante la construcción de un mayor número de complejos de apartamentos de mayor densidad alrededor de los polos de tráfico, de manera que la persona pueda subir al tren, ir a su apartamento y luego volver al lugar de trabajo. Tales decisiones no parecen tener gran impacto en la movilidad, pero podrían cambiar de manera fundamental, por ejemplo, la forma o el tamaño de los coches.

Si las reglas de plazas de aparcamiento cambiaran de tal manera que usted pudiera tener un vehículo más pequeño como el nuevo concepto de movilidad que estamos probando con Scoot, podría cambiar el volumen de ventas de estos productos o en qué medida los tipos de productos se adaptan a ese mercado.

También estamos interesados en la forma de las ciudades y cómo los arquitectos y urbanistas imaginan las ciudades en el futuro. Entonces tratamos de crear productos que cumplan con esta visión. Las ciudades pueden ser pensadas dando mayor prioridad a los peatones, para circular a una menor velocidad o que el espacio para el estacionamiento sea menor. Estos son todos aspectos nuevos de las necesidades resultantes de las decisiones para las cuales, creo yo, como empresa de automoción, podemos prepararnos y construir productos de una manera diferente a la actual.

Knowledge@Wharton: ¿Cómo lidiar con las regulaciones urbanas, a la vista de las innovaciones en que están trabajando en el área de transporte? ¿Cree que las autoridades municipales son receptivas a sus ideas?

Neese: Cuando interactuamos con las ciudades, es siempre como partes interesadas en un proyecto de innovación […] En el caso del proyecto de Scoot Networks, trabajamos con una compañía de software, una empresa de servicios y una empresa de automóviles, que participan como organizaciones que imaginan cómo puede ser la ciudad y el papel que las normas pueden desempeñar en la construcción de un nuevo tipo de movilidad para las personas.

En realidad, estamos hablando de cómo cumplir con los objetivos que son comunes ─ cosas como aliviar la congestión que se observa a diario en las vidas de aquellos que utilizan el transporte para ir y volver del trabajo. En otras palabras, cómo trasladar a las personas de sus hogares al trabajo de una manera menos complicada es un objetivo que compartimos con los departamentos de planificación urbana de ciudades de todo el mundo. Otra cosa es el CO2. Nissan defiende la electrificación y la reducción del CO2 a través de la adopción de los vehículos eléctricos. Esto también es algo en que las ciudades están de acuerdo y están tratando de construir una infraestructura y desarrollar otras soluciones para lograr este objetivo.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Nissan se prepara para un futuro de vehículos autónomos." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [05 septiembre, 2016]. Web. [20 April, 2018] <http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/nissan-se-prepara-futuro-vehiculos-autonomos/>

APA

Nissan se prepara para un futuro de vehículos autónomos. Universia Knowledge@Wharton (2016, septiembre 05). Retrieved from http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/nissan-se-prepara-futuro-vehiculos-autonomos/

Chicago

"Nissan se prepara para un futuro de vehículos autónomos" Universia Knowledge@Wharton, [septiembre 05, 2016].
Accessed [April 20, 2018]. [http://www.knowledgeatwharton.com.es/article/nissan-se-prepara-futuro-vehiculos-autonomos/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far