La historia de cómo Rafael Cuellar se convirtió en un emprendedor hispano en Estados Unidos

Rafael Cuellar ha tenido un verano ocupado. Durante la primera semana de julio, mientras los americanos celebraban el día de la Independencia, él se emancipaba empresarialmente, al vender President’s Supermarket, el comercio de alimentación –situado en Passaic, en Nueva Jersey (Estados Unidos)- que había pertenecido a su familia durante 21 años. Casi un mes más tarde, el 8 de agosto, Cuellar se convirtió en el propietario de un supermercado ShopRite, convirtiéndose así en el primer propietario de origen hispano que entraba a formar parte de la cooperativa de supermercados ShopRite en sus 60 años de historia. Esta cooperativa, integrada por 44 miembros y con un capital de 9.500 millones de dólares (7.580 millones de euros), tiene presencia en cinco estados y cuenta con unos 190 establecimientos. Todos los dueños de los comercios ShopRite son miembros de la empresa Wakefern Food, que compra, almacena y transporta mercancías, además de proporcionar otros servicios de ayuda a los miembros de la cooperativa. 

         

“Hemos triplicado las ventas de President’s Supermarket casi de la noche a la mañana, hasta facturar entre 30 y 50 millones de dólares. Además nuestra superficie comercial ha crecido desde 12.000 pies cuadrados (1.115 metros cuadrados) a 61.000 pies cuadrados (5.667 metros cuadrados)”, señala Cuellar, un hombre de 36 años, elegantemente vestido que, a menudo, habla en español con los trabajadores del almacén. “Con otro establecimiento, nuestras ventas superarían los cien millones de dólares.  Si las cosas van bien, espero que en los próximos tres años podamos considerar tener otro establecimiento en otro lugar”.

         

Cuellar posee la mentalidad de un verdadero empresario: siempre anticipándose a las oportunidades. Cuellar es la quintaesencia del empresario hispano: joven, despierto, de segunda generación y ambicioso. Es uno de los muchos hispanos que están aprovechando el boom del mercado hispano en Estados Unidos. Estos empresarios conocen su propia comunidad a la perfección, lo que conlleva una ventaja competitiva frente a los operadores estadounidenses, y buscan el éxito por medio de ofrecer servicios dirigidos al creciente mercado de consumidores hispanos en Estados Unidos.

 

Hispanos empresarios

 

Las últimas cifras publicadas por la oficina del censo de Estados Unidos reflejan como, cada vez más, las minorías, incluyendo los hispanos, son propietarios de un mayor número de negocios.  Un estudio titulado Estimaciones preliminares de negocios en propiedad según el género, de origen hispano o latino, y raza de 2002 (Preliminary Estimates of Business Ownership by Gender, Hipanic or Latino origin, and Race:2002) publicaba que el país contaba con 1,6 millones de negocios en manos de hispanos en 2002, un 31% más que en 1997. Estas empresas ingresaron 226.500 millones de dólares (180,7 millones de euros), un 22% más que lo facturado en 1997. Un 40% de empresas propiedad de hispanos pertenecían al sector de gestión administrativa, de gestión de residuos, al sanitario y otras industrias de servicios. Un 13% pertenecía a la construcción. Las empresas de hispanos representaban entre el 15% y el 22% de los negocios presentes en Nuevo México, Texas, Florida y California.

 

Poco después de hacerse públicos estos datos, Michael L. Barrera, consejero delegado de la Cámara de Comercio hispana de Estados Unidos en Washington, declaró: “Recibimos los datos de la oficina del censo de Estados Unidos como una nueva prueba de la pasión y del compromiso que hace avanzar a los empresarios hispanos. Estamos encantados de que los negocios hispanos, pequeños y grandes, sean reconocidos por el papel vital que contribuye a consolidar y a mejorar la vitalidad de la economía estadounidense. Confiamos en que esta tendencia entre los negocios hispanos continúe aumentando y alimentando esta fuerza imparable que forma parte de la comunidad empresarial hispana”.

 

No es ninguna sorpresa que Cuellar centrara su propia pasión y compromiso en el mercado norteño de Nueva Jersey. El 1 de julio de 2002, según los datos del censo estadounidense, más de las tres cuartas partes de los hispanos del país vivía en siete estados, incluyendo Nueva Jersey, donde habitaban 1,2 millones. El 70% de la población de la ciudad norteña de Passaic, con unos 170.000 residentes, es hispana; y la ciudad fronteriza de Clifton, donde vive Cuellar, cuenta con un próspero mercado hispano.

 

Tradición familiar

 

La familia de Cuellar inmigró mucho antes del reciente boom de la población. Nacido en Madrid (España) en 1969, Cuellar se trasladó a Paterson (Nueva Jersey) con su familia cuando tan sólo tenía nueve meses. Sus padres se habían trasladado desde Cuba a España y temían por la vida del abuelo de Cuellar, cuya salud era delicada y no tenía acceso a cuidado médico. La familia, dirigida por Evelio, el padre de Cuellar, buscó un mejor cuidado médico en Estados Unidos, abriendo con el tiempo un almacén de comestibles en Paterson, que se convertiría en la semilla del supermercado familiar President’s Supermarket.

 

Cuellar ha trabajado en este negocio desde que tenía cinco años. Aunque pasó una temporada alejado de este sector, cuando a los diecisiete años se alistó en la marina. Después obtuvo una beca para estudiar en la Universidad de Fordham en Nueva York y trabajó como oficial naval de logística. Cuellar regresó a su casa cuando su padre falleció en 1996.

 

La decisión de Cuellar de vender President’s y entrar en la cooperativa de ShopRite fue motivada por su afán emprendedor, que lo impulsaba a perseguir objetivos más ambiciosos. Mientras estaba en pleno proceso de venta de President’s, un grupo de capital riesgo le propuso dirigir una nueva cadena de supermercados hispanos. Él declinó esta propuesta y eligió un camino que le parecía menos arriesgado.  “ShopRite es la cooperativa minorista más grande de Estados Unidos”, explica Cuellar, que también baraja la idea de estudiar Medicina, uno de sus sueños. Pero la vena emprendedora se impone. “La decisión de trabajar con ShopRite tiene mucho que ver con el conocimiento sobre mi negocio y el mercado. Me di cuenta de que como autónomo no tenía ninguna posibilidad de crecer en el futuro”, añade. “Decidí perder parte de mi independencia y unirme a este equipo, el más experto de la industria. Puedo aplicar mi experiencia y conocimientos del negocio en mi propio beneficio, el de la comunidad y de mi familia. Llevo trabajando en este sector toda mi vida, así que pasar a dirigir un supermercado ShopRite ha sido fácil”.

 

La llave del éxito

 

“La experiencia, junto con ciertas indicaciones del resto de miembros propietarios, hizo que Cuellar y su esposa, Mónica, fueran los idóneos para convertirse en dueños de un supermercado ShopRite”, explica Karen Meleta, director de comunicaciones de Wakefern Food. “Ser un empresario con pasión por el negocio es lo que define a los miembros de Wakefern en general”, añade. “Cada miembro de la cooperativa aporta su propia experiencia al establecimiento.  Los supermercados de ShopRite reflejan las comunidades donde estos empresarios viven. Esta característica conlleva una comprensión de lo que está buscando el consumidor de una cadena. La familia Cuellar es el reflejo de la comunidad a la que sirve: han vivido en la comunidad y han dirigido un establecimiento allí. Claramente cuentan con una ventaja que en nuestra opinión ayudará a asegurar su éxito”, opina Melata.

 

Y, probablemente, también el éxito de otros hispanos dueños de negocios. Además de poder emplear el poder de negociación de una gran cooperativa, para aumentar el tamaño y alcance de los productos hispanos en los estantes de ShopRite, Cuellar planea profundizar en los servicios que se destinan a la comunidad empresarial hispana. “Voy a traer a muchos vendedores locales que antes no estaban con ShopRite, acercándolos a una cooperativa de 200 almacenes a los que pueden vender, en lugar de tan solo a uno”, explica Cuellar. “Además, también espero crear impacto en algunos de los vendedores más grandes de la cooperativa. Los alimentos de la empresa Goya, por ejemplo, se venden en la cooperativa pero tienen cien artículos que aún no son comercializados. Existen razones para que esto ocurra: puede que la cooperativa no sea tan sensible a las necesidades de la comunidad hispana como lo sería un dueño hispano. Esto ayuda a la comunidad, ya que me permite proporcionar la combinación apropiada de productos, pero también ayuda a la cooperativa al informarles de las necesidades de ciertos grupos dentro del mercado hispano. Posiblemente lo más importante al acercar al primer dueño hispano a la cooperativa, Wakefern reconoce que no se puede desestimar el crecimiento del mercado hispano”.

 

¿Está garantizado el éxito de Cuellar?  No del todo.  “Agosto es el peor mes para el negocio de la alimentación, pero está siendo bastante bueno hasta el momento”,  dice. “Aunque hay que tener en cuenta que la competición es dura en Passaic y en Clifton, donde hay algunos supermercados de la cadena Pathmark, otro ShopRite y varios comercios de alimentación autónomos”. Cuellar sabe que el éxito y el fracaso son inherentes al espíritu emprendedor.  Él mismo fue propietario de una pequeña tienda de comestibles, que sufrió los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y de una experimentada competencia. “Gane o pierda, el mercado es demasiado fuerte como para no intentarlo. Si no estuviera en el mundo del supermercado, probablemente habría estudiado adquirir alguna franquicia o incluso cualquier otro negocio de nueva creación”, añade Cuellar. “El crecimiento de la comunidad hispana está propiciando el desarrollo de empresarios que abren diversos negocios. Pero hay que estar preparado para afrontar riesgos. Ser empresario no es fácil. Tus ahorros desaparecen, arriesgas tu hogar, tu familia, todo. Necesitas conocer en qué has apostado”, opina Cuellar.

 

El verano ha terminado.  Para Cuellar, empieza ahora el verdadero trabajo.

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"La historia de cómo Rafael Cuellar se convirtió en un emprendedor hispano en Estados Unidos." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [21 septiembre, 2005]. Web. [22 February, 2020] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-historia-de-como-rafael-cuellar-se-convirtio-en-un-emprendedor-hispano-en-estados-unidos/>

APA

La historia de cómo Rafael Cuellar se convirtió en un emprendedor hispano en Estados Unidos. Universia Knowledge@Wharton (2005, septiembre 21). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-historia-de-como-rafael-cuellar-se-convirtio-en-un-emprendedor-hispano-en-estados-unidos/

Chicago

"La historia de cómo Rafael Cuellar se convirtió en un emprendedor hispano en Estados Unidos" Universia Knowledge@Wharton, [septiembre 21, 2005].
Accessed [February 22, 2020]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/la-historia-de-como-rafael-cuellar-se-convirtio-en-un-emprendedor-hispano-en-estados-unidos/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far