Repercusiones de las elecciones en Cataluña para España y la Unión Europea

Nadie debería esperar ninguna resolución final sobre la independencia de Cataluña antes de los primeros días de 2016, dice Mauro Guillen en una entrevista con konwledge@Wharton. Esto se debe a que los independentistas no obtuvieron una clara mayoría en las elecciones autonómicas o regionales del 27 de septiembre en Cataluña. Aunque no fuera un referéndum oficial, el voto se consideró una medida no oficial para la medición del apoyo a la independencia. Sin embargo, aunque la coalición a favor de la independencia obtuviera una mayoría de escaños en el parlamento catalán, se quedó a dos puntos porcentuales del 50% de los votos; un requisito crucial, en opinión de muchos, para llevar a cabo un referéndum oficial.

De momento, el resultado de la votación heterogénea ha adquirido notoriedad fuera del movimiento independentista. Cualquier resolución tendrá que esperar a las elecciones nacionales españolas previstas para el 20 de diciembre, que podrían suavizar la relación entre los gobiernos central y autonómico. Hasta ahora, las principales facciones en Cataluña y Madrid se han enfrentado de forma muy dura.

La cuestión fundamental es: ¿de las elecciones nacionales saldrán políticos comprometidos y con mayor capacidad para encontrar políticas equilibradas que influyan decisivamente en la opinión pública catalana para la permanencia en España? Teniendo en cuenta los escándalos de corrupción que han salpicado al Gobierno central, la posibilidad de cambio es mayor hoy en día. Guillén también explica lo que está en juego para Cataluña, para España y la Unión Europea -todos perderían con la independencia- al tiempo que destaca que ambas partes tendrían que hacer concesiones.

Mientras tanto, se necesita un poco de calma. Según Reuters, sólo dos días después de las elecciones, la “Corte Suprema de Cataluña acusó el jefe en funciones del Gobierno regional catalán” de haber “fomentado un referéndum de independencia española el año pasado, a pesar de que tal referéndum había sido declarado inconstitucional por los tribunales”. El principal acusado fue Artur Mas, considerado la figura más visible del movimiento separatista. Fue acusado de “desobediencia, abuso y usurpación de la autoridad”.

A continuación, la versión editada de la entrevista.

Knowledge@Wharton: Mauro Guillén es profesor de Gestión de Wharton y también es oriundo de España, por lo que es una persona muy idónea para hablar de las recientes elecciones en Cataluña. Una decisión judicial evitó que el año pasado hubiera una votación legal sobre la independencia, aunque muchos entienden que estas elecciones autonómicas o regionales fueron una especie de plebiscito o un sustituto del fallido plebiscito. Las elecciones pueden tener consecuencias graves. Algunos pensaron que el resultado sería muy claro, pero no ha sido así. ¿Podría interpretar el resultado? Es un poco confuso ahora y lo será también más adelante desde el punto de vista político.

Mauro Guillén: Sí, creo que la confusión es la palabra correcta. Aunque, como usted sabe, las democracias son siempre confusas. Sin embargo, creo que el resultado de esta votación en particular es especialmente confuso. Todavía es muy reciente […] Por lo tanto, hay que tener cuidado al interpretar los resultados, porque no sabemos exactamente qué tipo de conversaciones están teniendo los partidos y qué coaliciones se están negociando …

También me gustaría aclarar algo importante: yo he nacido en España pero no en Cataluña, aunque mi padre sí nació allí. Yo no pretendo, sin embargo, representar a los dos lados de la cuestión. Yo creo que en España, en Cataluña, en cualquier parte del mundo, siempre hay diferencias de opinión y variedad de puntos de vista.

Dicho esto, el resultado fue muy confuso, porque, por una parte […] los partidos que defendieron la independencia de Cataluña consiguieron la mayoría de los escaños. Sin embargo, hay dos partes. Había dos listas que competían por escaños en el parlamento. No están de acuerdo totalmente respecto a la manera de cómo debería ser el proceso en el futuro. Este es uno de los problemas.

El otro es que, aunque los separatistas hayan ganado la mayoría de los escaños, sólo obtuvieron el 48% de los votos. Esto se debe al hecho de que la ley electoral está elaborada de tal manera que las zonas rurales de Cataluña están sobre-representadas en el Parlamento respecto a su población, mientras que el área metropolitana de Barcelona, que se compone de muchas ciudades industriales y sus alrededores, está sub-representada respecto a su peso poblacional. Sin embargo, los nacionalistas, el independentismo es más fuerte en las zonas rurales y en las ciudades más pequeñas que en Barcelona.

Por lo tanto, el resultado fue muy confuso. Se puede decir que lo vivido en los últimos años ha desembocado en una situación que ha dejado profundamente dividida a la sociedad catalana. Incluso separada, al parecer, entre esas dos opciones.

Knowledge@Wharton: Hay varias cuestiones que afectarían a una Cataluña independiente. Están la pertenencia a la UE […], la moneda común, la participación en la OTAN. También está el tema de la deuda de Cataluña, pero esto es algo que también está legalmente vinculado a España y a la deuda general del país.

Guillén: Para que una parte del país se independice, hay muchas cuestiones complejas que antes deben ser discutidas. Una se refiere a la deuda, que puede atribuirse a la región, pero es una deuda que en realidad es de todo el país. Pero también hay recursos. Así que estas conversaciones, este tipo de negociaciones en cualquier caso, no sólo en éste, serían extremadamente difíciles porque hay activos y pasivos. Y si el divorcio sigue adelante, habrá que llegar a un acuerdo sobre cómo dividir no sólo los activos, sino también los pasivos.

La cuestión de la pertenencia a la Unión Europea y a la OTAN, en mi opinión, son dos cosas diferentes. No creo, sin embargo, que sean tan graves en este caso como en Escocia. Esto se debe a que, en Escocia, la mayoría de la población apoya la Unión Europea, al igual que en España y Cataluña. Sin embargo, si usted va a Inglaterra […] verá que la mayoría de la población, probablemente, es contraria a la pertenencia a la Unión Europea. El primer ministro David Cameron prometió un referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE, ¿no?

Así que hay una diferencia muy grande. Esto significa que si Escocia se independiza de Reino Unido, es probable que Inglaterra y Gales salgan de la Unión Europea. Muchas personas quieren irse, ¿verdad? Pero Escocia seguiría siendo un miembro de la UE, ¿no es así? La rapidez para que esto ocurra dependerá de la velocidad con la que Escocia sea capaz de replicar las instituciones que Europa espera que tenga: un banco central y todas las demás instituciones del Estado.

En el caso de Cataluña, tanto los que viven en la región y el resto de la población de España quieren formar parte de la Unión Europea. Así que la pregunta que se plantea es la siguiente: ¿Cataluña estaría lista para esto? La otra cuestión, por supuesto, es si habrá un país miembro que vete la inclusión de Cataluña, ya que tendría que presentar su candidatura. La gente dice: “Pues bien, España podría vetarla, o cualquier otro país”. Esto, por supuesto, es una posibilidad real.

Sin embargo, lo que para mí está muy claro -y no soy el único que piensa así, está basado en análisis, pero por supuesto hay otros análisis que llegan a la conclusión opuesta- es que la separación de Cataluña de España sería, al menos a corto plazo, muy perjudicial para ambos. Digo esto porque, obviamente, la historia compartida es demasiada larga. Sin embargo, sobre todo porque sigue siendo un hecho demostrado en estas elecciones recientes que el apoyo a la independencia de Cataluña cuenta, como mucho, con el apoyo del 50% de la población catalana. Así que es muy difícil poner en marcha un proceso de separación, de independencia, cuando el 50% de las personas que viven en esa parte del país se oponen a ella. Las grietas, los conflictos, las fricciones que esto crearía sería, creo, tan grave que la mayoría de las personas razonables se plantearían dos veces los beneficios de la separación. Cataluña, como lo demuestran las elecciones, está dividida.

Yo añadiría algo más que considero muy importante. Tanto el Gobierno central de Madrid y el Gobierno catalán con sus acciones han polarizado la opinión pública y los votantes, como si sólo hubiera dos opciones: o las cosas siguen como están o Cataluña se convierte en independiente.

Hay una muy buena investigación que indica que si se ofrece a los catalanes, los que viven en Cataluña, una tercera opción: la opción, por ejemplo, de renegociar la forma en que Cataluña se relaciona con el resto de España, o tal vez la creación de un tipo de sistema federal, por el que España sería un país con una estructura federal, como los EE.UU. o Alemania […] puede ser que, de repente, el 20% de las personas quieran la independencia, y el 20%, el status quo. Sin embargo, hay una gran mayoría de la población, alrededor del 60%, que optaría por la tercera opción, la intermedia.

Knowledge@Wharton: ¿Cuál es la principal queja de los que quieren llegar a ser independientes? Tiene algo que ver con la idea de que su región genera más impuestos per cápita […] que otras, de manera que contribuye más de lo que recibe de vuelta del sistema federal […] Entonces, ¿cuáles son las principales quejas de los que se quieren separar?

Guillén: En primer lugar, se ha de respetar la identidad de los demás. Creo que todo el mundo tiene que respetar el hecho de que algunas personas se sientan más catalanas que españolas. O que sólo se sienten catalanas o sólo españolas, pero sientan que tienen alguna relación con Cataluña, ¿no? Así que hay todo tipo de identidad e identidades compartidas, de identidades duales. Personalmente respeto a todos, incluyendo a las personas que defienden a Cataluña y quieren que sea un país independiente, y que se sienten exclusivamente catalanes.

La realidad, sin embargo, es que estas personas están en minoría. Eso es lo que, en mi opinión, confirman las elecciones. Bien, dicho esto, también hay otras cuestiones más racionales en juego porque la identidad, después de todo, es una cuestión emocional, pero que debe ser respetada, porque es muy importante.

También está, como usted ha dicho, la cuestión financiera. Cataluña es una de las tres regiones más ricas de España, con Madrid y las Islas Baleares en el Mediterráneo. Pues bien, en todos los países del mundo, las regiones más ricas contribuyen más al presupuesto, precisamente porque son más ricas. Esto sucede en Estados Unidos: California hace un aporte mayor que Alabama al presupuesto federal en el sentido de que lo que recibe en servicios es menos de lo que paga en forma de impuestos. Esto sucede en todas partes.

Por lo tanto, la situación de Cataluña dentro de España es diferente de la de Escocia, en Reino Unido, porque Escocia, debido a la caída de la industria manufacturera no es tan rica como otras partes de Inglaterra, sobre todo el área metropolitana de Londres. Es lo que ocurre también en Canadá, con Quebec. Por lo tanto, el caso de Cataluña es diferente, ya que la región contribuye más al presupuesto central. Pero esto no es necesariamente así porque la región esté siendo objeto de discriminación. Gran parte de ello -no estoy diciendo que todo- pero mucho de ello, es consecuencia del hecho de que es una región más rica. Así que en cualquier sistema político en cualquier acuerdo que se pueda encontrar, siempre habrá lugares más ricos que contribuyan más, proporcionalmente hablando, que el volumen de servicios o el valor de los servicios que reciben del presupuesto central.

Es importante aclarar esto. Ahora, repito lo que he dicho antes, es decir, hay personas para las que Cataluña debe ser independiente. Creo que se guían más por su identidad y su idea de identidad, no por números, pero los números tal y como están, exacerban un sentimiento del tipo “Vaya, estamos pagando demasiado”.

Sin embargo, una Cataluña independiente, en el contexto de Europa, también será más rica que la media de los países europeos. Por lo tanto, también haría una contribución neta al resto de Europa. Como ustedes saben, Europa tiene programas muy agresivos para ayudar a las regiones relativamente atrasadas del continente para hacer frente a sus atrasos. Reciben más dinero para inversiones en infraestructura. Así que Cataluña siempre será, dada su riqueza, -ya que es un éxito de “país”- contribuyente neto, incluso si se convierte en un Estado independiente dentro de Europa.

Knowledge@Wharton: ¿Qué cree que debería suceder? ¿Qué tan grande es el riesgo de la deuda? Es una suma muy importante, me parece a mí. Y si Cataluña se separase de España, ¿esto podría tener como resultado una crisis financiera que afectaría al resto de Europa?

Guillén: Incluso si Cataluña no se convierte en independiente, el entorno político confuso en la relación entre Cataluña y el resto de España, o el gobierno central, son algo que no favorece las condiciones adecuadas para la inversión o la creación de empleo. De hecho, la economía española, incluyendo la catalana, lo está haciendo muy bien. Es una de las economías de más rápido crecimiento en Europa hoy en día, algo más del 3%, que no está mal teniendo en cuenta las circunstancias.

Por lo tanto, esta incertidumbre será perjudicial para el crecimiento económico y la creación de empleo. Sin embargo, otra cosa muy importante es que en diciembre habrá elecciones generales en España. Así que, francamente, creo que la respuesta a su pregunta sobre lo que sucederá en Cataluña es que todos tendrán que esperar hasta las elecciones de diciembre, dentro de dos meses. Dependiendo del resultado, ya veremos lo que pasa, sobre todo con la situación de bloqueo que tenemos en Cataluña, donde la mitad de la población está aparentemente a favor de la independencia a la vista del resultado de las elecciones, y la otra mitad es contraria a ella. Sin embargo, no se olvide de lo que dije, si hay una tercera opción, la situación va a ser otra.

Esencialmente, sin embargo, hay dos posibilidades. Una de ellas es que el nuevo Gobierno que surja en Madrid sea similar al que tenemos ahora, que […] ha estado tratando de polarizar el tema como si sólo hubiera dos opciones. La otra posibilidad es la aparición de un tipo diferente de Gobierno que esté dispuesto a proponer una tercera opción.

Knowledge@Wharton: Que busque un acuerdo.

Guillén: Correcto. Por tanto, dependiendo del resultado de las elecciones nacionales, en que los catalanes también participan, veremos cómo evolucionan las cosas en Cataluña a partir de enero: habrá más y más conflictos y enfrentamientos y parálisis continua debido básicamente a que los dos puntos de vista opuestos están muy equilibrados; o de lo contrario puede haber una reforma constitucional, tal vez unas negociaciones agotadoras para una redefinición de la forma -no sólo en Cataluña, sino posiblemente en otras partes de España- en que se relacionarán con el Gobierno central. Hay mucha discusión, por ejemplo, acerca de los pasos a seguir hacia un sistema federal.

 

 

Cómo citar a Universia Knowledge@Wharton

Close


Para uso personal:

Por favor, utilice las siguientes citas para las referencias de uso personal:

MLA

"Repercusiones de las elecciones en Cataluña para España y la Unión Europea." Universia Knowledge@Wharton. The Wharton School, University of Pennsylvania, [19 octubre, 2015]. Web. [20 April, 2021] <https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/repercusiones-de-las-elecciones-en-cataluna-para-espana-y-la-union-europea/>

APA

Repercusiones de las elecciones en Cataluña para España y la Unión Europea. Universia Knowledge@Wharton (2015, octubre 19). Retrieved from https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/repercusiones-de-las-elecciones-en-cataluna-para-espana-y-la-union-europea/

Chicago

"Repercusiones de las elecciones en Cataluña para España y la Unión Europea" Universia Knowledge@Wharton, [octubre 19, 2015].
Accessed [April 20, 2021]. [https://www.knowledgeatwharton.com.es/article/repercusiones-de-las-elecciones-en-cataluna-para-espana-y-la-union-europea/]


Para fines educativos/empresariales, utilice:

Por favor, póngase en contacto con nosotros para utilizar con otros propósitos artículos, podcast o videos a través de nuestro formulario de contacto para licencia de uso de contenido .

 

Join The Discussion

No Comments So Far